En mayo les conté cómo fallaron los sistemas de muchos brokers cuando el precio del petróleo se hundió a -37,63 dólares y cómo muchos inversores se arruinaron creyendo que no podría bajar de 0 dólares, aparte de que los brokers no les dejaban salir y cerrar sus posiciones.

Pueden leerlo pinchando aquí

Pues bien, hoy vamos con la segunda parte.

Un mes después de que los futuros del crudo de West Texas Intermediate se establecieran en -37,63 dólares el 20 de abril, se ha llegado a pocas conclusiones en cuanto a lo que causó para tal caída. Al principio, se  señaló la enorme influencia que el gran Fondo del Petróleo de los Estados Unidos juega en el crudo. Pero resulta que el fondo cotizado en bolsa estaba fuera del contrato de mayo en el momento en que la cotización del crudo rompió el cero. La escasez de espacio disponible para almacenar petróleo en el centro clave en Cushing, Oklahoma, era otro probable culpable, aunque el mercado sabía de ese problema desde hace semanas. También señalaron la venta tardía del fondo del Tesoro de Petróleo del Banco de China, pero aún así, no ha surgido ninguna explicación definitiva.

¿Y si se tratara de algo más sencillo, como que los inversores minoristas se quedaron fuera del comercio cuando sus brokers dejaron de funcionar y colapsaron con la fuerte caída del petróleo? Sabemos que un fallo de software en Interactive Brokers Group atrapó a sus clientes minoristas, que no pudieron comprar o vender una vez que el petróleo bajó de cero. El director ejecutivo dijo que los comerciantes de su plataforma representaban el 15% del mercado el 20 de abril. Si bien los problemas en Interactive son conocidos, los comerciantes minoristas de sus rivales ETrade Financial y TD Ameritrade Holding también fueron excluidos del mercado.

Pues podría ser la cusa porque cuando los contratos están a punto de expirar, normalmente sólo los comerciantes minoristas siguen comprando y vendiendo. El contrato de mayo, que fue negativo el 20 de abril, expiraba al día siguiente y los inversores profesionales generalmente tienen reglas estrictas sobre no tener contratos cerca de la expiración. Esa tarde, los inversores  minoristas vieron el colapso de los precios y trataron de lanzarse, pensando que el cero era el límite inferior, cuando resultó que el infinito negativo era el límite inferior.

Interactive Brokers se comprometió a hacer que sus clientes fueran compensados. El fallo del software le costará a la empresa unos 102,7 millones de dólares, de los cuales 14,7 millones se destinarán a reembolsos a los clientes.

Pero es posible que a los inversores minoristas de otros brokers que también colapsaron, tales como ETrade y TD Ameritrade no les vaya tan bien.

Un inversor, Ben Whitesides, estaba operando en ETrade desde su casa cerca de Salt Lake City, quiso vender cuando los precios se volvieron negativos pero el broker se congeló, no podía comprar o vender, y estaba completamente excluido. Calculó que lo máximo que podía perder era 1.500 dólares. Dos días después, su broker, ETrade, le quitó 57.000 dólares de su cuenta. Cuando se quejó a ETrade, le dijeron que no había suficiente liquidez en el mercado para apoyar el cierre de la posición que mantenía en la cuenta.

Con el broker TD Ameritrade igual. Quitaron a un inversor de su cuenta 92.000 dólares. Cuando intentó vender, el sistema de TD Ameritrade rechazó sus intentos, diciendo que no podía procesar los precios negativos. Le llegaron a decir que funcionaba todo bien, que tenía que haber utilizado una orden a mercado y no una orden limitada para salir.

Ya ven, así están las cosas…

Suscríbase (es gratuito) y así recibirá cómodamente y en tiempo real en su correo los artículos que se vayan escribiendo. Pinche aquí para suscribirse

Mis servicios

Dirigidos a toda persona interesada en los mercados financieros, tanto los que quieren empezar poco a poco y aprender, como los que llevan ya tiempo invirtiendo. Todo ello explicado de manera sencilla y amena, con el objetivo de que toda persona lo entienda independientemente de sus conocimientos o experiencia.