La realidad de la situación en España

La realidad de la situación en España

 

La economía española se acerca a la temida deflación, una caída de los precios en el conjunto de la economía que se prolonga durante varios períodos (al menos dos trimestres). Este hecho sería peligroso, ya que lastraría la posibilidad de crecimiento económico. Ya saben por qué la deflación es una lacra y cómo debería de afrontarse.

En un periodo en el que el consumo no se incrementa, en un periodo en el que el grifo del crédito permanece cerrado por parte de las entidades bancarias, en un periodo en el que el desempleo se mantiene en niveles muy elevados (se nos dice que el paro está tocando suelo, que en el 2014 se comenzará a crear empleo. No solo no es cierto sino que en el 2014 y en el 2015 el desempleo va a seguir subiendo, se llegará al 27%, se superarán los 6 millones de parados), aumentar la presión fiscal es un grave error.

El incremento de los impuestos en una situación como la que atravesamos no solo hace recaudar al Gobierno menos de lo que pueda esperar, sino que hunde más el consumo, con lo que técnicamente es imposible toda recuperación económica.

El gobierno quiere aumentar la base mínima de cotización de los autónomos, concretamente un 2%, situándolo en 857,70 euros. Esta medida sería claramente perjudicial para aquellos autónomos cuyos rendimientos netos sean inferiores a los 12.000 euros.

El IRPF que se aplica a los rendimientos de las actividades profesionales se mantendrá en el 21% y parece que la promesa de rebajarlo al 19% en el 2014 se aleja. Recordemos que al inicio de la legislatura estaba en el 15%.

El IBI no se bajará. Es más, mediante un artificio seguirá subiendo en 2014 y en 2015. Dicho artificio consiste en que se sube la base, de manera que manteniendo los porcentajes al aplicarse sobre una base mayor da como resultado un impuesto más caro a pagar por los propietarios de viviendas.

El Gobierno comentó una rebaja en el IRPF que se aplica a las rentas del capital, pero no será así. Se mantienen los tipos que gravan las plusvalías por la venta de acciones y de viviendas, así como los rendimientos de productos financieros.

Los tributos locales se mantendrán, pese a la promesa de ser retirados en el 2014.

Los incrementos en el Impuesto de Sociedades se mantendrán en 2014 y en 2015.

Ya conocen mi opinión al respecto de lo que está sucediendo

Foto cortesía de Free Photo Bank

Mis servicios

Dirigidos a toda persona interesada en los mercados financieros, tanto los que quieren empezar poco a poco y aprender, como los que llevan ya tiempo invirtiendo. Todo ello explicado de manera sencilla y amena, con el objetivo de que toda persona lo entienda independientemente de sus conocimientos o experiencia.