Un informe de la agencia de calificación Moody’s demuestra el nivel de profesionalidad que tienen y la confianza que se puede tener en sus dictámenes. Nos llama la República de España.

O sea, primero Fitch y SP nos bajan la calificación crediticia y ahora Moody’s también nos la baja y nos llama República. A perro flaco todo son pulgas, señores. A este paso seremos la República bananera.

No es de extrañar que Bruselas pretenda impedir a las agencias de calificación publicar informes sobre países rescatados. En la actual coyuntura económica, se requiere seriedad y honestidad como mínimo.

Mis servicios

Dirigidos a toda persona interesada en los mercados financieros, tanto los que quieren empezar poco a poco y aprender, como los que llevan ya tiempo invirtiendo. Todo ello explicado de manera sencilla y amena, con el objetivo de que toda persona lo entienda independientemente de sus conocimientos o experiencia.