Libertad de horarios y aperturas comerciales

Libertad de horarios y aperturas comerciales

 

Los políticos son los representantes de los ciudadanos, libre y democráticamente elegidos mediante comicios electorales, cuya tarea principal es velar por los intereses de la sociedad y sus miembros. Lo que sucede es que no siempre es así y cuesta entender las razones o motivos de ello. Hoy les quiero comentar un ejemplo al respecto.

La Comunidad Autónoma de Madrid pensó que con la libertad de horarios y aperturas comerciales podrían salir ganando todos:

– Los ciudadanos porque podrían ir a comprar cuando les viniese bien. El problema con nuestros horarios laborales es que se hace difícil poder comprar un día laborable, se sale del trabajo y ya están los comercios a punto de cerrar.

– Los comerciantes porque logran incrementar sus ventas y ganancias. Este hecho implica la posibilidad de que aumente también la contratación y el número de empleados para poder atender el comercio durante más horas en el día.

– La economía porque se incrementa el consumo, requisito imprescindible para reactivar la recuperación e ir saliendo poco a poco del atolladero en el que estamos inmersos (aparte de lo comentado anteriormente, que al contratar más empleados se reduce la tasa de desempleo y se aporta más a la hucha de la Seguridad Social y las pensiones públicas).

Todo esto está muy bien en la teoría, pero como todo en la vida es necesario verlo en la práctica, necesitamos cifras y números para corroborar si tiene sentido luego en la vida real. Comparemos dos zonas, Madrid y Cataluña. En la primera se aplica la libertad de horario, en la segunda todavía no.

Pues bien, Madrid es el ejemplo. Es la primera región en la creación de puestos de trabajo en el sector del comercio minorista. El empleo creció 27,8 puntos por encima de la media en España. En cambio en Cataluña lo hizo 26,8 puntos por debajo de la media nacional (fuente: El Economista).

Nunca he entendido como en una sociedad libre, los negocios privados tienen que estar sujetos a un horario por ley. Si yo pongo mi dinero, pongo mi trabajo, abro mi negocio, qué menos que poder elegir también cuándo abro y cuándo cierro. Pero no, como en tantas cosas, estamos intervenidos dentro del ámbito privado, como sucede también con el tema de donaciones (quién es el Estado para que, por ejemplo, cuando una madre regala a su hijo un piso que ha comprado o bien un piso ya existente lo pone a nombre de su hijo, exige y reclama un dinero por ello, por un regalo privado que se produce, siguiendo este ejemplo, de madre a hijo).

Foto cortesía de Free Photo Bank

Mis servicios

Dirigidos a toda persona interesada en los mercados financieros, tanto los que quieren empezar poco a poco y aprender, como los que llevan ya tiempo invirtiendo. Todo ello explicado de manera sencilla y amena, con el objetivo de que toda persona lo entienda independientemente de sus conocimientos o experiencia.