La industria del trading. Primero engatusar, luego desvalijar

Operación Renacimiento

Operación Renacimiento

 

Así funciona la industria del trading. Primero engatusar y posteriormente desvalijar. Se puede decir de muchas maneras, se pueden usar otros sinónimos e incluso eufemismos, pero la realidad es esta, no se engañen.

Todo lo que fabrica el ser humano está destinado a crear dinero. ¿Se han dado cuenta de que a medida que avanza la tecnología las cosas que compramos duran menos tiempo? Sí, todo está concebido para que la vida de cada objeto que compramos sea corta, de esta manera tenemos que volver a comprar un nuevo objeto antes de lo previsto.

¿Recuerdan los vídeos, las cintas de vídeo, las cintas de música, los teléfonos móviles antiguos? Duraban una eternidad, no como hoy en día que los dvd, los cd, los móviles de última generación, los aparatos electrodomésticos, etc, duran cada vez menos. Hace tiempo una persona que entiende un poquito de todo esto me lo explicó: la máxima a la hora de construir algo es que dure menos que antes.

Pues bien, en el trading no iba a ser diferente. Muchas empresas y muchas personas prometen el oro y el moro con sus sistemas de trading, con sus mecanismos mágicos para ganar cantidades ingentes de dinero en muy poco tiempo, además de manera sencilla y divertida. Engatusar.

Lo aprendido parece que funciona. Los primeros días todo va bien, creemos que hemos hecho la inversión de nuestra vida con lo que hemos adquirido. De pronto, se produce un giro, algo sucede, no puede ser, teníamos el Santo Grial. Lo que funcionaba no para de fallar y de perder. Desvalijar.

En todo este entramado gana todo el mundo menos usted. Gana quien le cobra por esos sistemas maravillosos. Gana el broker con las comisiones que usted paga para poder operar. Gana el mercado porque usted aporta liquidez y contrapartida al resto de inversores. Pero el más importante en esta historia, usted, pierde.

Se tiende a querer crear sistemas de trading o técnicas y estrategias complejas, porque parece que todo está ya inventado y claro, hay que inventar algo nuevo y novedoso para poder vender a algún inocente o incauto.

Miren, es cierto que está todo inventado. Pero como todo en la vida, lo clásico, siempre funciona de manera inmejorable. Les propongo un Renacimiento (vuelta a los orígenes). Déjense de sistemas de ondas de Elliot, de medias móviles extrañas, de configuraciones y parámetros exóticos. El secreto se resume en dos palabras: precio y gráfico.

Los soportes, las resistencias, las series Fibonacci, las medias móviles exponenciales, un indicador como mucho, algún patrón chartista. No hace falta más, se lo aseguro.

El trading es un trabajo, es una profesión y muy seria. Tiene sus cosas buenas pero también sus cosas malas. No todo es idílico. Huyan de las personas que les dicen que les harán profesionales en unas horas o en unos días. Huyan de las personas que solo fanfarronean diciendo que viven muy bien y que les sobra todo el tiempo del mundo para hacer lo que quieran. Huyan de las personas que aseguran rentabilidades mágicas cada mes.

¿Creen que estas personas iban a perder su preciado tiempo con ustedes si todo eso fuese verdad? Por supuesto que no, pero como no lo es tienen que crear una campaña de marketing y de autobombo para captar personas, porque esas personas no viven del trading, viven de usted.

Foto cortesía de Free Photo Bank

Mis servicios

Dirigidos a toda persona interesada en los mercados financieros, tanto los que quieren empezar poco a poco y aprender, como los que llevan ya tiempo invirtiendo. Todo ello explicado de manera sencilla y amena, con el objetivo de que toda persona lo entienda independientemente de sus conocimientos o experiencia.

10 Respuestas to “La industria del trading. Primero engatusar, luego desvalijar”