Ismael De La Cruz

La FED sigue sin mostrar sus cartas

Para no perder las buenas costumbres, el discurso de la FED no arrojó pistas claras acerca de qué medidas tomará contra la temida recesión económica. Fnalmente, habrá que esperar a la próxima reunión en septiembre.

El tiempo es oro. El PIB subió un 1% cuando se esperaba al menos un incremento del 1,8%. La tasa de paro es muy alta para el país, lo que retrae el consumo, principal motor de crecimiento. La confianza de los consumidores estadounidenses se encuentra en su nivel más bajo desde mayo de 1980. El ISM manufacturero da síntomas de debilidad.

En definitiva, desde que S&P rebajó el rating a la deuda del país, el miedo a una recesión se ha disparado.

No hay comentarios

Puede comentar el artículo si lo desea