Ismael De La Cruz

La crisis mexicana de 1995, un antecedente

Ayer, Mario Briones (un amigo que nos sigue en Twitter) me comentaba que Schmidt-Hebbel recuerda Mexico 1995 y dice que Grecia es mas dificil por carecer de mecanismo de tipo cambio.

Por ello, me parece interesante hablar un poco de aquella crisis…

Debido al deterioro de las reservas internacionales del Banco de México, el gobierno anunció una devaluación del peso frente al dólar del 15%. Esta medida generó temores y dio paso a que todo el mundo empezara a comprar dólares. La fuerte devaluación hizo agravar la situación financiera del sector público.

Al comenzar la crisis, los titulares de tesobonos no quisieron renovarlos y exigieron su pago para cambiarlos por dólares. La consecuencia fue que México, en vez de recibir un flujo importante de recursos externos para financiar el déficit en cuenta corriente, vió cómo los capitales salieron en cantidades equivalentes a los anteriores ingresos.

La devaluación y la salida de recursos tuvo como consecuencias que la inflación, que en noviembre de 1994 fue de un 7% anual, pasara a un 8% mensual en abril de 1995 y como consecuencia de la política monetaria restrictiva,  la tasa de interés interbancaria, que era antes de la crisis del 18%, se elevara al 110% en marzo de 1995.

Estas fuertes subidas de las tasas de interés hizo que muchos deudores no pudieran cumplir sus obligaciones, por lo que los bancos vieron caer la demanda de créditos, llegando muchos bancos a estar al borde de la quiebra.

Para suavizar las fluctuaciones cambiarias, el Banco de México intervino en el mercado cambiario incrementando la oferta de divisas, proporcionando liquidez al sistema financiero y disminuyendo las presiones especulativas.

A %d blogueros les gusta esto: