Ismael De La Cruz

La calma tras la tempestad

Las Bolsas tuvieron una semana tranquila al alza aprovechando que la volatilidad tuvo una fuerte caída desde los máximos alcanzados. De todas maneras, los indicadores de sentimiento de los inversores siguen positivos, es más, en ningún momento pasó a negativo pese a las caídas de los otros días.

Las acciones de Estados Unidos se aferraron a las ganancias para cerrar su mejor semana en cinco años, mientras que los bonos del Tesoro subieron y el dólar rompió una racha de cinco días consecutivos. La recuperación de las acciones estadounidenses vino después de la primera corrección en dos años. Los fundamentales económicos y los resultados de ganancias de las compañías todavía parecen muy sólidos.

El Dax (futuro) sigue comportándose muy bien desde que tocó la zona que les indiqué como opción de rebote al alza, los 11930 puntos. De momento ha rebotado 550 puntos en seis sesiones. Esta es una primera referencia de interés para los mercados europeos, ya que mientras este mercado se mantenga por encima de dicha referencia es positivo para la renta variable del Viejo Continente.

En lo que respecta a nuestro mercado doméstico, el Ibex tiene en los 9600 puntos su punto de inflexión.

Sabemos que en la semana crítica se produjo una importante salida de dinero de los fondos de inversión. Concretamente los fondos de bonos globales asistieron a la quinta semana más grande en cuanto a reembolsos en medio de las expectativas de mayores tasas de interés, 14.100 millones de dólares fueron retirados de los fondos de deuda. Los fondos de bonos de grado de inversión vieron salir 2.000 millones que terminaron con una racha de entradas de 59 semanas. Los fondos de bonos basura de alto rendimiento no se libraron con 15.000 millones de dólares. Aún así, no todos los fondos de bonos experimentaron rescates. Los fondos de bonos del Tesoro y bonos del gobierno captaron 2.400 millones de dólares.

El euro se aprecia frente al dólar en lo que va de año un 5%, prácticamente lo mismo que la libra frente al billete verde. La divisa comunitaria cerró el pasado año con su mayor revalorización anual frente al dólar desde el año 2003, un +14%. Y es que los hedge funds comenzaron este año con un récord histórico en las posiciones alcistas que acumulaban en el euro (127.868 contratos, el anterior récord se remontaba a mediados del año 2007, con 119.538 contratos). La fortaleza de la economía de la eurozona y los resultados de las compañías cotizadas animan a la divisa comunitaria que podría incluso llegar este año a 1,28 frente al dólar.

Los resultados de las compañías cotizadas marchan bastante bien en líneas generales. Tenemos algo más del 72% de los resultados publicados en USA y la mitad en Europa. El balance es que los beneficios por acción (BPA) interanuales crecen al 15% y las ventas rondan el 7,50-8%.

Las referencias macro fueron bien durante la semana. En USA el sentimiento de los consumidores subía al segundo nivel más alto desde 2004, debido a los recortes de impuestos y al sólido mercado laboral, la construcción de nuevas viviendas aumentaba al nivel más alto desde octubre del 2016. El IPC repuntaba un 2,1% en términos anuales y por encima del 1,9% esperado, incrementando las expectativas de un mayor ritmo en las subidas de tipos de interés por parte de la Fed. En Europa la producción industrial sorprendía tras crecer un +0,4%. En Japón el PIB anualizado mostraba un crecimiento por debajo de lo esperado pero reflejaba un periodo de crecimiento que no se veía tan continuado desde el año 1980.

Cuatro frentes donde se está realmente jugando el partido y que todavía quedan cosas importantes por decidir:

– Elecciones de Italia: aunque el primer ministro italiano, Paolo Gentiloni comentaba que espera que surja un gobierno estable en las elecciones del 4 de marzo, hay que decir que las últimas encuestas muestran que se llegará a un punto muerto. Todo lo que sea un éxito del partido Movimiento 5 Estrellas sería negativo para las Bolsas y para el euro.

– Gobierno de Alemania: tras lograr importantes concesiones de Merkel, el líder socialista Schulz dimitió viendo que en el seno del SPD había cierto descontento. Hay encuestas para todos los colores en lo referente a si los militantes aceptarán en el referéndum del 4 de marzo el acuerdo alcanzado con Merkel. Una victoria del NO sería negativo para las Bolsas y el euro.

– El Senado de USA rechazaba los proyectos de ley relativos a los Dreamers, y eso que todo apuntaba a que republicanos y demócratas habían llegado a un acuerdo.

– El primer ministro de Japón nominaba oficialmente a Kuroda para seguir al frente del Banco de Japón durante cinco años (aún queda pendiente el trámite del Parlamento). De confirmarse, implicaría que el BoJ mantendría las actuales medidas monetarias.

Para la semana que comienza, sabremos si Luis de Guindos se hace con la vicepresidencia del BCE, tendremos en la eurozona los PMIs (se esperan positivos) y el IPC (podría haber alguna pequeña caída). En USA las ventas de viviendas de segunda mano y pocas referencias más. Presentarán resultados algunas compañías españolas como REE, Enagas, Iberdrola, Telefónica, DIA.

Quiere saber qué es lo que podemos hacer por usted? 4 pilares básicos imprescindibles para todo inversor, pinche aquí para verlo.

Suscríbase al blog (es gratis) y recibirá cada semana en su correo un newsletter con mi editorial, además de los artículos publicados en el blog en tiempo real.

No hay comentarios

Puede comentar el artículo si lo desea

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: