libra

 

La libra esterlina es una de las divisas, junto con el yen japonés, que más juego está dando (y seguirá haciéndolo) a los inversores. Motivos de peso no faltan y se impone la necesidad de realizar un análisis de la situación y escenario.

Entre las principales referencias macroeconómicas en Reino Unido tenemos las siguientes: el IPC mensual asciende un 0,4% hasta niveles no vistos desde diciembre del 2014. La tasa de desempleo se mantiene en el 5,1%. Las ventas al por menor caen un -1,3%. El crecimiento económico se ha reducido al 0,4%. Las concesiones de hipotecas descienden y el crédito al consumidor se incrementa. Los precios al consumidor subieron un 0,5% respecto a hace un año. Los precios a la producción subyacentes subieron un 0,1% en tasa mensual.

Atendiendo a las últimas encuestas, el apoyo a la salida del Reino Unido de la Unión Europea ha avanzado tres puntos porcentuales hasta situarse en el 38%, aunque la opción de permanecer continúa siendo la favorita.

El Presidente de los Estados Unidos, Obama, apoyó durante su visita a Londres que el Reino Unido continúe en la UE y advirtió de las dificultades que supondría alcanzar acuerdos comerciales si se van. Pero analizando la variación de las encuestas antes y después de su intervención, parece que sus palabras no han tenido una repercusión relevante entre los ciudadanos británicos.

Robert Kaplan, presidente de la Fed de Dallas, también ha querido pronunciarse y señaló que un Brexit sería un factor decisivo en la reunión del FOMC de junio, aunque es de la opinión que lo más seguro es que el Reino Unido no salga de la UE.

El caso es que la Unión Europea es partidaria de que se produzca un pleno divorcio con el Reino Unido en el caso del Brexit antes de negociar cualquier relación futura.

Pero los sondeos no sólo se están realizando entre los ciudadanos británicos, sino que Reuters está llevando a cabo una ronda de contactos entre economistas y el mensaje mayoritario es el siguiente: si hay un Brexit el Banco de Inglaterra bajaría los tipos  de interés.

Ya les comenté hace varias semanas las consecuencias que supondría un Brexit:

«Sería un duro golpe para la economía británica: caería el PIB, bajarían las exportaciones  y las inversiones directas, se incrementaría el desempleo porque muchas empresas se verían abocadas irremediablemente a irse a otras ciudades de la Eurozona, principalmente de Francia y Alemania. Tendrían que alcanzar un acuerdo comercial con Europa, con los principales mercados de exportación ingleses (Estados Unidos, Alemania, Holanda, Francia, China, Suiza, Italia, España), por no hablar que la UE no querría que se abriese la caja de Pandora y la salida de Reino Unido crease un precedente que posteriormente otros países podrían utilizar.

Pero también la UE sufriría las consecuencias, ya que la el abandono de un actor con tanto peso económico no puede dejar indiferente a nadie y supondría una pérdida de confianza en toda regla en cuanto a la inversión extranjera en el Viejo Continente. El comercio no debiera de afectar demasiado, ya que las exportaciones de la UE a Reino Unido apenas alcanzan el 10%. Tampoco habría que son el segundo mayor contribuyente a la UE sólo por detrás de Alemania».

La libra esterlina se está apreciando frente al euro y el dólar por la sencilla razón de que los últimos sondeos y encuestas dan una ligera ventaja en contra del Brexit, ventaja que se va afianzando aunque muy lentamente. Y es que permanecer en la UE implicaría ver de nuevo a la divisa británica fuerte, lo contrario supondría asistir a una fuerte depreciación.

A) Libra frente al dólar (Gbp/Usd): desde marzo está alcista, aunque en este caso es por la debilidad del billete verde y el retraso, por no hablar de la incertidumbre, en lo referente a la subida de tipos de interés por parte de la Fed. Está intentando romper la zona de 1,46, requisito ineludible para continuar asistiendo a más subida.

B) Euro frente a libra (Eur/Gbp): bajista desde abril tras formar un techo en 0,81. El escenario técnico se mantiene alcista y no presentará un primer síntoma de debilidad mientras continúe por encima de 0,77.

Resumiendo en varias ideas a tener en cuenta:

  • La libra se mueve al calor de los resultados que van arrojando los sondeos del referéndum del 23 de junio. Salir Reino Unido de la UE implicaría fuerte depreciación de su moneda, permanecer la convertiría de nuevo en una divisa fuerte.
  • Con el dólar es una excepción, ya que el billete verde también es débil mientras no proceda la Fed a subir los tipos de interés.
  • Con el euro no está pudiendo, aunque los últimos resultados de los sondeos está paliando los perniciosos efectos que estaba sufriendo.

En Ticks Markets (pinche aquí para ver la presentación) tendrá acceso a análisis y vídeos explicando ideas operativas en diversos mercados (mayoritariamente en acciones, en menor medida en índices y divisas).

Suscríbase al blog (es gratis, pinche aquí para más información) y recibirá cada semana un boletín con el escenario de los mercados. Además tendrá acceso a análisis exclusivos para los suscriptores que se publican todos los días en la parte privada del blog.

Foto cortesía de Free Photo Bank

Mis servicios

Dirigidos a toda persona interesada en los mercados financieros, tanto los que quieren empezar poco a poco y aprender, como los que llevan ya tiempo invirtiendo. Todo ello explicado de manera sencilla y amena, con el objetivo de que toda persona lo entienda independientemente de sus conocimientos o experiencia.