Es un tipo de gráfico compuesto por una serie de líneas verticales interconectadas entre sí en las que su grosor y su dirección se determinan en función del precio.

Una línea gruesa al alza indica que la demanda supera a la oferta y que la tendencia es alcista; del mismo modo,

Una línea descendente y fina indica que la tendencia es bajista al ser la oferta superior a la demanda.

Por tanto, consiste en comprar cuando la línea pasa a gruesa y vender cuando pasa a fina.

Al igual que Renko, se basa en los precios de cierre.

Si una línea fina o gruesa sobrepasa un máximo o un mínimo, la línea cambia automáticamente de grosor.

Si el precio sigue en la misma dirección que la línea anterior, la línea se alarga por pequeño que sea el movimiento.

Mis servicios

Dirigidos a toda persona interesada en los mercados financieros, tanto los que quieren empezar poco a poco y aprender, como los que llevan ya tiempo invirtiendo. Todo ello explicado de manera sencilla y amena, con el objetivo de que toda persona lo entienda independientemente de sus conocimientos o experiencia.