Ismael De La Cruz

Ingeniería económica

Los expertos en “ingeniería económica” deberían de empezar a darse cuenta de la diferencia entre un parche temporal y una solución definitiva. Comento esto porque la estrategia que inició el BCE en el pasado mes de agosto, que consiste en compras agresivas de deuda pública de Italia y de España para tranquilizar a los mercados, ya no surte el efecto deseado. Basta con echar un vistazo a los incrementos en las primas de riesgo de estos dos países que alcanzaron nuevos máximos históricos.

Esto es como todo, si ustedes toman todos los días dos cafés, llega un momento que el cuerpo se acostumbra y ya no les produce el efecto anhelado que no es otro sino que mantenerles despiertos y activos, obligándoles a tener que subir a tres cafés.

Como medida temporal y transitoria es adecuada, pero los mercados han visto que pasa el tiempo y que los “líderes” políticos no se ponen de acuerdo en temas tan importantes, no porque exista una disparidad de criterios, sino más bien porque no saben qué hacer. Esto es lo realmente triste y preocupante a la vez, no la falta de voluntad, sino la falta aptitud y competencia.

Para que se hagan una idea de la gravedad del tema de Italia, la segunda pata de la mesa (como les comenté ayer), le diré que Italia comenzó el 2011 con una deuda pública de 1,85 billones de euros, básicamente el 120% de su PIB. Pues bien, atentos porque sumando las deudas de Grecia, Irlanda y Portugal salen unos 650.000 millones de euros, es decir, una minucia al lado de la italiana. Es más, vamos a subir un peldaño en el ejemplo. Sumemos a la deuda de Grecia, Irlanda y Portugal también la de España, tendríamos un total de unos 1,3 billones de euros, aún bastante inferior a la de Italia.

Así pues, si la deuda de Italia asciende 1,85 billones de euros y el Fondo de Rescate de Europa (FEEF) solo tiene ahora 250.000 millones de euros tras los rescates de otros países, entenderán la gravedad del asunto y la importancia de que Italia no requiera rescate alguno. Este hecho, este temor, incertidumbre o llámenle ustedes como quieran, es lo que está produciendo volatilidad en los mercados bursátiles y recortes.

Dirán ustedes, que no pasa nada, que si tan importante es que no caiga Italia, pues que el resto de socios de la UE aporten más dinero a las arcas del Fondo. Ayyy si fuera todo tan sencillo, amigos. Unos países no pueden (están con la soga al cuello) y otros no quieren tras ver que lo prestado a Grecia se ha esfumado y no lo volverán a recuperar.

¿Pero Francia y Alemania, que son los que llevan la voz cantante, no pueden hacer un esfuerzo por el bien común? Miren, Francia puede perder su triple A en breve, de manera que su financiación se incrementará. Y Alemania está viendo cómo su deuda sigue creciendo y está a punto de alcanzar el 85% de su PIB.

¿Cuál es la solución que se adoptará? La idea es apalancar esos 250.000 millones de euros en 4 veces, para alcanzar el billón de euros. Para ello, habrá que esperar a la reunión del 29 y 30 de noviembre.

Siempre se ha dicho que cuando vienen mal dadas, es cuando más se agranda la diferencia entre los fuertes y los débiles. Pues bien, aquí no iba a ser menos. Era un secreto a voces de hace tiempo que Francia y Alemania deseaban una Europa de dos velocidades y las circunstancias y la actual coyuntura económica les están brindando el tempo para intensificar sus deseos. Digamos que sería como una primera división y una segunda división, como en el fútbol. España difícilmente tendría cabida hoy en día en el primer vagón. Se espera que su crecimiento en 2011 y 2012 sea como máximo del 0,7%.

¿Cuál es el escenario en los mercados bursátiles? Nada alentador. Las pocas novedades que llegan cada día suelen ser generalmente negativas. El número de opciones de venta put adquiridas supera al de opciones de compra call compradas. El coste de las opciones put de venta para protegerse contra las pérdidas en valores europeos sigue subiendo, alcanzando máximos desde julio. Este hecho, para empezar, implica sentimiento bajista de los inversores. La volatilidad medida por el Vix vuelve a situarse por encima del nivel 30 y a seguir subiendo.

El martes les comenté que si el futuro SP500 perdía la zona de los 1248-1250 puntos veríamos recortes en los índices europeos y norteamericanos en el corto plazo. Dicha pérdida se produjo ayer y las bajadas se impusieron con fuerza. Eso en lo referente al corto plazo. De cara a swing trading, el nivel que les vengo avisando hace días son los 1220-1223 puntos, el cual sigue intacto y ha servido de magnífico rebote al alza ayer (ninguna sesión ha abierto por debajo aún).

 

Nuestro Ibex 35 se encuentra hoy en un nivel interesante, los 8220 puntos. Digo interesante porque era un soporte del mes de octubre y en dicha zona esperábamos un freno de los retrocesos y un rebote al alza. De momento ha llegado hoy y justo al tocarlo rebotó 243 pipos. El planteamiento es que perdiendo este nivel podrían continuar los recortes. El canal bajista de medio plazo sigue vigente.

 

Por tanto, señores, el escenario nada ha cambiado, lo peor está aún por llegar en mi opinión. Como aperitivo, tenemos a otros países que comienzan a ver como sus primas de riesgo alcanzan máximos históricos, tales como Bélgica y Francia.

No hay comentarios

Puede comentar el artículo si lo desea