Ismael De La Cruz

Informe de Mercados

Sigue la preocupación entre los inversores españoles por la salud de nuestro sector bancario inmerso en una contexto de crisis general e internacional. Aunque nuestra situación es mejor que la del resto de países, nuestros dos abanderados, Santander y BBVA, están emprendiendo una política de adquisiciones selectiva y jugosa.

Por un lado, el Santander ha realizado compras en Alemania, Inglaterra y Polonia.

Por otro lado el BBVA se centró en USA, China y recientemente en Turquía.

La política de ambos es común: crecer vía adquisiciones, reducir la exposición en España, diversificar su área de negocio. El hecho de adoptar una política de adquisiciones obliga a ser selectivo y acertar en la diana, no solo por el desembolso económico que supone siempre adquirir una entidad, sino también porque puede afectar al core capital, es decir, los recursos de mayor calidad, siendo un ratio muy vigilado y tenido en cuenta por los supervisores bancarios.

No hay comentarios

Puede comentar el artículo si lo desea