Ismael De La Cruz

Informe de Mercados (15/05/2012)

actualizaindices

Con todo el tema de Grecia, el euro, el efecto contagio a España y demás, llevo recibiendo estas últimas semanas mails, llamadas, tweets, de muchas personas preocupadas por la posibilidad de que España saliera del euro y se formara un corralito financiero. En definitiva, quieren saber qué pueden hacer con sus ahorros.

Como apunte inicial les diré que si se llega a salir del euro, el corralito financiero que se formaría sería básicamente para adaptar y convertir los depósitos a la nueva moneda (en este caso la divisa nacional).

Mi respuesta es muy sencilla. Depende de si hablamos de una cantidad normal de dinero o bien es una suma elevada.

En el caso de que se trate de una cantidad de dinero normal, una opción es ir al banco y cambiar los euros por otras divisas. Personalmente les diría francos suizos o dólares. Y el dinero a casita.

En el caso de sumas elevadas de dinero, una opción es abrir cuentas no residentes en Estados Unidos o en Suiza, países sólidos y sin el riesgo del euro. Pero una cosa ha de quedar clara: se ha de notificar a Hacienda todos los movimientos, puesto que los rendimientos tributan.

La prima de riesgo española cerró ayer lunes en los 477 puntos (llegó a subir a los 492 puntos) marcando un nuevo máximo histórico desde que existe el euro. La rentabilidad del bono español llegó al 6,22%. Los seguros de impago de deuda (CDS) referentes a los bonos a diez años de España prácticamente alcanzaron los máximos históricos también. De hecho, llevan una subida del 30% en el presente año y más de un 100% en los últimos doce meses.

Además, la deuda de los bancos españoles frente al Banco Central Europeo ha vuelto a marcar un nuevo máximo histórico. Los problemas de las entidades para financiarse en el mercado interbancario continúan.

Todo ello se ha traducido en una subasta del Tesoro de Letras a 12 y 18 meses en la que se ha pagado un 13% más que hace un año. El jueves se enfrenta a otra subasta importante, obligaciones con vencimiento en 2015 y 2016.

¿Pero qué es lo que realmente preocupa a los mercados en el tema de España? Pues realmente son varias cuestiones.

El elevado nivel de desempleo que ya está en el 24,44% (prácticamente el doble que hace 4 años), el hundimiento del precio de la vivienda, el elevado endeudamiento de la sociedad, un déficit abultado que no creo que pueda reducir y alcanzar los objetivos en el 2012 y en el 2013, un incremento en el coste de financiación en las emisiones de deuda, un sector bancario tocado.

El sábado les comenté que el Ibex35 continúa con su estructura técnica bajista y que situamos la zona a vigilar en los 6760-6765 puntos. Por tanto, las opciones de estar comprados y esperar un impulso al alza pasan exclusivamente por no perder dicha zona, ya que en tal caso los recortes continuarían, estando el soporte más próximo en la zona de los 6200 puntos.

Pues bien, el lunes llegó a dicha zona de 6760-6765 y justo al tocarla rebotó al alza (de momento 120 pipos), confirmando la importancia del nivel comentado. Para comenzar a validar el rebote debería de romper al alza el nivel de los 7185 puntos. Mientras ésto no suceda no podremos hablar de formación de un suelo, aunque sea de manera provisional y en el corto plazo, ya que para validar un suelo se requiere como filtro romper una primera resistencia o zona de validación.

Así pues, perdiendo los 6760-6765 puntos olvidamos las compras.

Un apunte para quien operan en el futuro del Ibex35. MEFF va a ampliar el horario de negociación a partir del 21 de mayo y su horario pasa a ser de 9 de la mañana a las 20 de la tarde.

En Estados Unidos seguramente veamos este mismo año los primeros síntomas de crecimiento suave. El Producto Interior Bruto (PIB) subirá con un techo en el 3% y la tasa de desempleo puede terminar el año en torno al 8%.

El futuro S&P500 se encuentra ahora mismo en un momento importante. Está luchando con la zona de los 1340 puntos que les comento desde hace semanas. La pérdida de este nivel activaría una señal de debilidad con riesgo de recortes.

La economía de China se está desacelerando. Puede observarse en su producción industrial, en sus importaciones, en sus ventas minoristas. Seguramente el Banco Popular de China proceda a tomar alguna medida de flexibilización cuantitativa (recordemos que redujo los requisitos de reservas para los bancos en dos ocasiones desde el pasado mes de diciembre).

Todo ésto afecta negativamente a la economía de Australia y a su divisa, el dólar australiano (Aud). En su cruce con el dólar de USA, Aud/Usd, la estructura técnica sigue siendo bajista y ya ha alcanzado la paridad (1) como les venía comentando hace semanas.

Hoy martes a las 10:00, el presidente griego retoma las conversaciones con todos los partidos para tratar de cerrar un acuerdo de Gobierno, aunque ya les digo yo que las probabilidades son muy remotas. Es un tema crucial, porque una salida de Grecia del euro sería demoledor para muchos bancos europeos que poseen deuda griega y también afectaría al sistema de compensación financiero.

Lo curioso del tema es que el Tratado de Lisboa no contempla, o mejor dicho, no menciona si un país puede abandonar la divisa comunitaria, tan solo habla de abandona la Unión Europea. Un despropósito más a añadir a un tema ya de por sí caótico.

El euro mantiene la senda bajista respecto al dólar desde la pérdida de la zona de 1,3030 que les venía avisando desde hace semanas. La primera proyección de la bajada les comenté que era en 1,28 y de momento ha bajado a 1,2814.

No hay comentarios

Puede comentar el artículo si lo desea