Ismael De La Cruz

Informe de Mercados

La banca de la eurozona tuvo que devolver bastante dinero al BCE por el vencimiento de tres subastas de liquidez a plazos de tres, seis y doce meses, en un momento en el que se recrudecen las tensiones sobre la deuda soberana. Aunque la autoridad monetaria se ha encargado de que no haya problemas, las entidades han decidido no refinanciar todo el importe. Esto irá reduciendo el exceso de liquidez existente en el sistema lo que podría generar nuevas tensiones que presionen al alza el euribor en todos los plazos. Recordemos que el BCE ha celebrado subastas para asegurar la liquidez que necesita la banca, pero se ha comprometido a ir eliminando de forma progresiva estas medidas. De hecho, ya ha dejado de inyectar dinero a plazos de seis y doce meses y a partir de enero de 2011, también lo hará a tres meses. Lógicamente se verán afectadas las referencias a más corto plazo, como el eonia pero también el euribor a 12 meses. Por tanto, lo positivo es que hay menos dependencia del BCE por parte de la banca para conseguir liquidez y se está normalizando el mercado monetario. Los mercados de financiación mayorista han abierto la veda para captar pasivo, lo cual ha elevado los intereses de los depósitos hasta el 4,5%. Hasta aquí la buena noticia para los inversores. La no tan buena es que los diferenciales de las hipotecas han subido unos 20 puntos en los próximos meses es posible que se acreciente aún más. De esta manera, seguramente los diferenciales de 0,5% sobre euribor van a pasar al 1%.

No hay comentarios

Puede comentar el artículo si lo desea