Ojito con el tema de los alquileres de pisos (arrendamientos con todo el tema del coronavirus, porque la medida que seguramente vaya a aprobar el Gobierno en unos días es muy delicada al respecto.

El Gobierno ha ido variando las ideas o planteamientos. Hemos tenido tres fases o momentos:

– En un Consejo de Ministros se planteó la opción de aprobar una moratoria a los pagos del alquiler, medida propuesta por los ministros de Unidas Podemos. Pero la cosa va más allá, el sindicato de inquilinos exige la suspensión del pago del alquiler para autónomos y trabajadores sin ingresos.

– Posteriormente, el Gobierno estudió suspender el pago del alquiler durante al menos dos meses a todas las personas que quedasen en situación vulnerable (cualquier persona que a raíz de esta crisis no pudiera hacer frente al pago del alquiler por pérdida de empleo, reducción de jornada o ERTE). Se trataría de una condonación, no un retraso en el pago de la renta, pero conllevaría una compensación económica del Estado de hasta el 100% para los propietarios de los inmuebles en alquiler. Quienes tengan hasta dos inmuebles en alquiler la compensación sería del 100%, pero con más de dos se va reduciendo y quedaría en el 5% para quienes tengan más de ocho propiedades arrendadas. Además, los contratos de arrendamiento que finalicen durante el estado de alarma serían prorrogados automáticamente por tres meses.

– Y finalmente, parece ser (al menos a día de hoy y en el momento de escribir éstas líneas) que la cosa irá por otro lado. Ni moratoria, ni suspensión del pago alquiler. El Estado avalará microcréditos sin intereses a devolver en 3-6 años para los inquilinos afectados.

Vamos por partes. Es una situación muy delicada y compleja y es que la actual coyuntura ya de por sí es excepcional…

1º Moratoria: hay que proteger a todos, es decir, dueños e inquilinos (arrendadores y arrendatarios). Ninguno ha de estar por encima del otro, protección por igual a ambos. Lo que no tiene sentido es que para salvar a unos se hunda a otros. En el caso de hipotecas es asumible la opción de una moratoria, porque el problema y el impago lo soportan los bancos. Pero si se aplicase la moratoria al alquiler la sufrirían personas normales que viven de ese alquiler (jubilados que con su pensión no les llega para vivir, parados que viven del alquiler, personas que ganan poco y el alquiler les salva). Claro que hay que ayudar a quien por desgracia no pueda pagar el alquiler, pero no a costa de hundir al dueño.

2º Ayudas: es la opción más lógica, ya que sería el Gobierno el que ayudase, porque insisto, los arrendadores no tienen por qué pagar la insolvencia del arrendatario, es labor del Gobierno. Acerca de quién tendría que recibir las ayudas, considero que lo ideal sería que fuesen los arrendadores, ya que se corre el riesgo que algunos arrendatarios reciban la ayuda y no la destinan a pagar su alquiler al dueño, sino que se la queden para otras necesidades, con lo cual el problema, en vez de solucionarse o paliarse, se agrandaría. Y por supuesto, el Estado no podría demorarse mucho en abonar el dinero de cada mes a los arrendadores, ya que si tarda varios meses el estropicio seguiría sobre la mesa.

3º Créditos: es la opción que en este momento baraja el Ejecutivo. Creo que es injusto, no se puede pretender que arrendatarios que por culpa de la enorme crisis del coronavirus no pueden pagar sus viviendas donde habitan pagando un alquiler, tengan que endeudarse para poder abonarlo. Y es que el gobierno pretendería de esta manera esquivar el tema y ahorrarse dinero.

4º Conclusión: como les digo, de las tres opciones, la elegida por el Gobierno es nefasta e injusta y la ideal sería la de ayudas. Tengan e cuenta que si no se legisla muy bien en esta materia, muchas personas que se puedan permitir el lujo de no alquilar su vivienda ante el temor a que un inquilino se quede en ella sin pagar la cuota mensual, optarán por no alquilarla, y ello provocará dos efectos negativos: el número de viviendas para alquilar se reducirá; al reducirse la oferta el precio de los alquileres subirá.

Suscríbase (es gratuito) y así recibirá cómodamente y en tiempo real en su correo los artículos que se vayan escribiendo. Pinche aquí para suscribirse

Mis servicios

Dirigidos a toda persona interesada en los mercados financieros, tanto los que quieren empezar poco a poco y aprender, como los que llevan ya tiempo invirtiendo. Todo ello explicado de manera sencilla y amena, con el objetivo de que toda persona lo entienda independientemente de sus conocimientos o experiencia.