Ismael De La Cruz

¿Cómo protejo mis euros?

Hace muy poquito les estuve hablando de qué sería lo ideal en caso de que el euro fracasara o bien fracasa España, es decir, en un caso o en el otro las consecuencias serían graves (fuerte depreciación de nuestra moneda, elevada inflación durante más de una década, cierre de empresas y negocios, pérdida de poder adquisitivo, etc).

Pues bien, hablamos de dos soluciones para afrontar dichos efectos devastadores. Ahora me gustaría hablarles de otra solución. Depositar el capital en un broker pero solicitando tener la cuenta en dólares en vez de en euros (muchos brokers lo permiten, los dos con los que opero también, por supuesto. Uno está en España, es inglés y otro en USA).

De esta manera, se puede seguir operando sin problema y al mismo tiempo el capital que no se utilice para operar está en dólares, a buen recaudo de los efectos y consecuencias explicados anteriormente.

En el caso de que llegara el temido momento, el proceso básicamente sería el siguiente: los bancos centrales de cada país comenzarían una serie de procesos y mecanismos para emitir sus nuevas divisas y se cesaría en la emisión de euros.

Claro, como la gente sabe que las nuevas divisas tendrían una fuerte devaluación (entre el 25% de Bélgica y el 80% de Grecia, estando España en torno al 32-36%, Alemania es el único país que no sufriría devaluación gracias al marco) intentarían sacar sus ahorros de los bancos, hecho que ocasionaría un tapón del sistema financiera. Es por ello que se adoptarían medidas para evitar esta fuga de capital. La principal sería actuar con nocturnidad y alevosía, sí señores, han leído bien.

Actuar con nocturnidad y alevosía significa que se tomaría la decisión de noche con los bancos ya cerrados y al día siguiente no abrirían al público como mínimo durante 24 horas. Sería una medida temporal que congelaría el capital de la población para evitar el pánico y la retirada masiva de dinero de los bancos.

De todas formas, tranquilos. En primer lugar, estoy hablando simplemente de una hipótesis, no de una realidad. A mi entender, a día de hoy lejana, pero siempre me gusta tener programado y planificado todo de cara a cualquier eventualidad o imprevisto que surja, y he creido que les gustaría conocer mi opinión al respecto. En segundo lugar, se verá venir. Miren, con el Eur/Usd (Euro/Dólar) actualmente en zona de 1,3370 ya les adelanto que no pasará nada. Otra cosa es que empecemos a verle bajar con fuerza y llegar a niveles de 0,82-0,8330.

Como todo en la vida, cualquier situación negativa tiene también su parte positiva, ya saben eso de ver el vaso medio lleno o bien medio vacío. En este caso, sería que se recupera el tipo de cambio y se puede devaluar la moneda, pero claro, no conviene pasarse de la raya, porque si la moneda es demasiado débil algunas importaciones saldrían demasiado caras, el poder adquisitivo caería y la inflación comenzaría a subir.

Ayer estuve viendo el partido R.Madrid vs FC.Barcelona con un amigo argentino que también es trader. Estuvimos hablando largo y tendido sobre el tema. Me comentaba cosas de Argentina que me produjeron escalofríos. Gente que él conoce personalmente que se han arruinado con la devaluación y con una inflación que superó el 25% y otras personas que al tener créditos bancarios se redujeron niveles inauditos.

También me contaba que con esa inflación tan elevada, muchos sectores de trabajo elevaban y actualizaban las nóminas y los sueldos a un 15%, con lo que el Gobierno aprovechaba para maquillar la realidad y anunciaba que la inflación era de un 10% (inflación real – subida salarial), pero claro, había en cambio otros sectores laborales donde la subida salarial era solo de un 5%, con lo que ya no hablábamos de un 10% de diferencial, sino de un 15%. Y no hablemos ya de los desempleados, ellos sí que sufren el 25%.

Actualmente, la composición de la UE es la siguiente:

– 1º Furgón (los países jefes): Francia y Alemania. Son los que llevan la voz cantante y los que proponen iniciativas e imponen. Ya saben…. la regla del más fuerte.

– 2º Furgón (el club de la triple A): Finlandia, Holanda, Austria y Luxemburgo. Presentan cuentas y balances saneados a día de hoy.

– 3º Furgón (el club de los “malos estudiantes”): España, Italia, Chipre, Bélgica, Malta, Eslovaquia, Estonia y Eslovenia. Han de reducir su déficit público y volumen de la deuda.

– 4º Furgón (los rescatados): Grecia, Irlanda y Portugal. Este grupo es para echar de comer a parte.

– Furgón de los rebeldes: Reino Unido, Dinamarca y Suecia. Son como el perro del hortelano, que ni comen ni dejan comer. Por un lado no quieren entrar en el euro ni en sueños, pero por otro lado no se quieren quedar fuera, es decir, quieren tener poder y peso específico pero sin adquirir responsabilidades.

– Furgón de los novatos: Polonia, Hungría, Rumanía, República Checa, Bulgaria, Letonia y Lituania. Con todos mis respetos, señores, pero viendo la terna de aspirantes, me estoy poniendo de los nervios. Si Grecia, que representa un 1% de la UE, ha provocado todo lo que ha provocado, imagínense los que llegan. 

No hay comentarios

Puede comentar el artículo si lo desea