Ismael De La Cruz

¿Calma chicha?

El viernes fue la primera sesión bursátil con la prohibición de poder ponerse cortos en valores del sector bancario. Asistimos a una sesión alcista, pero aún los mercados no han superado los niveles claves a partir de los cuales se podría comenzar a hablar de síntomas de recuperación.

Significativo fue el índice de confianza del consumidor que elabora la Universidad de Michigan, donde se observa que cayó en agosto hasta los 54,9 puntos, niveles del año 1980.

La prima de riesgo en España lleva unas últimas sesiones más relajada desde que batiera records superando los 415 puntos. Controlar la prima de riesgo es fundamental, ya que una subida de 100 puntos en un año implica un gasto para el país de más de mil millones de euros. De ahí que desde algunos sectores se esté hablando de prohibir temporalmente los cortos en el mercado de deuda.

El sector bancario ha sido el más perjudicado en toda la bajada bursátil (de ahí la prohibición de cortos en sus valores). Pero no olvidemos que la deuda de las entidades españolas con el Banco Central Europeo ha subido casi un 10%, marcando el tercer nivel más alto en el presente año.

La tendencia principal de los mercados sigue siendo bajista pese a los últimos rebotes. El sentimiento bursátil también lo refleja así, la volatilidad se encuentra aún por encima de sus niveles tradicionales, de manera que todavía asistiremos a mechas elevadas y vaivenes.

Durante la semana, el Tesoro Público de España tiene una subasta interesante de Letras a 12 y 18 meses, con el objetivo de colocar 6.000 millones de euros. La clave, una vez más, es ver a qué interés.

No hay comentarios

Puede comentar el artículo si lo desea