El franco suizo y la debacle originada

El franco suizo y la debacle originada

 

La decisión adoptada por el Banco de Suiza ha cogido a los mercados y a los inversores con el pie cambiado, una auténtica sorpresa no esperada por nadie. El franco se ha apreciado entre un 15 y un 25% frente a las principales divisas. De pronto no hubo liquidez alguna, el spread u horquilla se abrió en exceso. Muchos inversores, particulares e institucionales han quedado atrapados, unos cerraron con enormes pérdidas, otros no saben ahora cómo salir.

Es momento de analizar todo el tema en cuestión.

Pero vayamos por orden, empecemos por el principio.

Se estaba produciendo una huida de depósitos de la zona euro, de capital de varios países hacia lugares en principio más estables y seguros, siendo el principal destino Suiza. Pero claro, el Banco Central de Suiza no quería una entrada masiva de dinero, ya que ello llevaría a fortalecer al franco suizo, perjudicando a las exportaciones del país helvético.

En el mes de agosto de 2011, el Euro/Franco estuvo a punto de llegar a la paridad (se colocó en 1,0064). Este hecho hizo reaccionar al Banco de Suiza en el mes de septiembre del mismo año, adoptando una política de compra agresiva de euros. Fue este motivo el que en el mes de septiembre hizo reaccionar al Banco suizo, el cual adoptó una política de compra masiva de euros con la finalidad de evitar a cualquier precio que se perdiera dicha referencia.

Este planteamiento permitía al Banco de Suiza lograr su objetivo, puesto que desde septiembre del 2011 hasta el 15 de enero del 2015 nunca había perdido la barrera de 1,20 (salvo 1 día, el 5 de abril de 2012 y sólo perdió 8 pipos).

¿Por qué esta intervención de Suiza en su divisa? Para evitar el riesgo de la deflación ante una moneda tan fuerte que recibía gran cantidad de flujo de capital proveniente de muchos países.

Bien, hasta aquí el origen y el por qué del suelo que la entidad helvética fijó para el cambio euro/franco (Eur/Chf) en 1,20. Vayamos ahora al meollo de la cuestión…

El Banco de Nacional de Suiza (BNS) recortó en medio punto el tipo de interés aplicado a los depósitos, que pasa del -0,25% que se venía aplicando desde finales del 2014 al -0,75%. En definitiva, una tasa negativa que se aplica a las cuentas bancarias y a las aseguradoras.

En realidad, lo que pretende la entidad con la rebaja de los tipos de interés es que la eliminación del suelo no origine un endurecimiento de las condiciones monetarias. Es más, la famosa coletilla que tanto gusta a los Bancos Centrales no podía faltar tampoco en esta ocasión: si fuera necesario, la entidad permanecerá activa en el mercado de divisas para influir en las condiciones monetarias.

Una cuestión importante les quiero decir: el Banco de Suiza se ha dado cuenta de que no podría mantener el suelo si el BCE saca un QE que perjudicaría al euro, el Banco no puede competir comprando euros frente a las caídas que la divisa sufriría por el QE. Así pues, esta retirada del suelo de 1,20 en Eur/Chf presagia un QE inminente ya.

Fíjense que el martes, el vicepresidente del Banco de Suiza dijo que el suelo de 1,20 en el euro/franco era vital para ellos. Pues nada, dos días después y por sorpresa lo eliminan. La volatilidad vivida fue 5 veces mayor que la máxima del año 1995. Así pues, algo y gordo ha tenido que pasar por las mentes de los miembros del Banco para adoptar, así, de forma tan rápida y por sorpresa, un cambio radical de escenario y estrategia.

El jueves escribí por la mañana en Twitter algunas cuestiones que creo que convienen analizar:

– Lo primero para comentar es que en cuanto se supo la noticia de Suiza, las Bolsas europeas se hundieron en pocos minutos, cundió el miedo, incluso el pánico me atrevería a decir incluso. Justo en ese momento escribí en Twitter: «que no corra la sangre, los mercados europeos recuperarán en el corto plazo». En menos de dos horas las Bolsas comenzaron a subir con fuerza, superando los precios previos a las caídas, subiendo más y cerrando el día en positivo.

Esto es debido a que asistimos a un mini crash intradiario producto de una noticia negativa y por sorpresa (lo que se conoce como cisne negro). Generalmente, un mini crash de esta índole se caracteriza porque los inversores no tienen tiempo de pararse a pensar y analizar durante unos minutos el impacto de lo sucedido, el por qué y si realmente es negativo para los mercados o no. Lo que hacen es unirse a la fiesta, ven en los gráficos fuertes caídas y por inercia se ponen también a vender. Transcurrido un rato, un poco más calmados y en frío, reflexionan, ven que realmente lo sucedido en Suiza es bueno para las Bolsas europeas (porque puede acercar más aún un programa QE del BCE) y es cuando comienzan a comprar, aprovechando que la caída les permite hacerlo a precios más baratos.

– Lo segundo para comentar es que también ese mismo día escribí por la mañana en Twitter: «Euro/Franco suizo (Eur/Chf), con la mente en 0,95-0,96 próximamente». Este era el primer objetivo que había calculado que tendría la caída de este mercado. Finalmente, por la noche, el mercado alcanzó dicho objetivo (bajó a 0,9534). De momento, una vez logrado, no ha podido seguir cayendo, es más tuvo un rebote interesante desde ahí.

Yo no me plantearía por el momento comprar Eur/Chf. Por un lado por tema técnico porque al perder 1,20 ha pasado a ser bajista y todo lo que sea estar por debajo de este nivel es negativo. Por otro lado por tema macroeconómico porque el 22 de enero el BCE podría anunciar un QE y si lo hace y la cuantía económica destinada a este programa es elevada, el euro saldría perjudicado, por lo que podríamos ver a la divisa comunitaria depreciarse frente al resto de divisas.

Respecto al dólar americano frente al franco (Usd/Chf) decir que el dólar es y seguirá siendo este año una de las divisas más fuertes del año, sobre todo si la FED finalmente sube los tipos de interés y se dejan de disensiones internas entre sus miembros. Además, técnicamente, recuperar  el soporte que perdió de la zona de 0,87 sería positivo, por lo que debiéramos de empezar a ver una recuperación en este mercado, siempre y cuando no haya más sorpresas provenientes de Suiza.

¿Y las personas con hipotecas multidivisa en francos suizos? Lamentablemente, la decisión del  BNS ha sido un imprevisto en toda regla para todo el mundo, y es muy negativo para este tipo de hipotecas, ya que para aminorar la cuantía de la cuota mensual del préstamos es necesario que el euro se aprecie frente al franco, cosa que está lejos de suceder tras lo acontecido, de manera que se verán abocados a pagar más dinero y a ver cómo el préstamo se incrementa.

Estamos en un momento muy delicado y les explico el por qué. En condiciones normales, les diría que lo ideal sería tener un poco de calma y esperar a que el euro recuperase parte de las posiciones perdidas, ya que si se sale ahora mismo de este tipo de hipotecas, la pérdida que hay que asumir será ya definitiva. Pero el problema está en que si el BCE, como ya les he comentado, anuncia un QE el 22 de enero por una cuantía considerable, el euro se podría depreciar aún más, por lo que sería peor aún. La cuestión es que hasta conocer este dato en concreto es hablar por hablar.

En la parte privada del blog se van analizando y actualizando cada día los mercados, tanto para intradía como para swing (no intradía).

Foto cortesía de Free Photo Bank

Mis servicios

Dirigidos a toda persona interesada en los mercados financieros, tanto los que quieren empezar poco a poco y aprender, como los que llevan ya tiempo invirtiendo. Todo ello explicado de manera sencilla y amena, con el objetivo de que toda persona lo entienda independientemente de sus conocimientos o experiencia.