Ismael De La Cruz

Hablando claro de Grecia

Me gustaría analizar el acuerdo al que se llegó ayer martes con el tema de Grecia, ya que me parece que es un tema delicado e importante. Para empezar, decirles que el acuerdo alcanzado no va a cerrar el asunto ni mucho menos. entre otras cosas, porque los inversores privados han de intercambiar sus antiguos bonos por otros activos, hecho que implicará la asunción de pérdidas bastante importantes. Además, si muchos tenedores de bonos no quisieran hacerlo, las demandas judiciales inundarían el panorama (en principio se espera que el 95% acepten, ya que en caso contrario Grecia obligaría a todos a asuir las pérdidas y ello llevaría a una suspensión de pagos o default.)

La clave está en que los 30.000 millones de euros en bonos de alta calidad ofrecidos para atraer a los inversores han de ser aprobados antes de final del mes de marzo por los gobiernos de los países miembros de la UE. Es decir, el canje no se puede realizar antes del 20 de marzo, fecha clave porque es cuando vencen importantes pagos de deuda griega. Así pues, el tema sigue bastante delicado de momento.

El proceso griego es el siguiente: primero hay que reducir la deuda pública griega del 160% del PIB al 120% en el año 2020. Esto se intentará hacer con un segundo rescate de 130.000 millones de euros hasta el año 2014 y reduciendo los intereses de manera retroactiva. Los acreedores privados aceptan una quita del 53,5% sobre el valor nominal de los bonos griegos, aunque en verdad es una quita del 75% (debido a los cupones de la deuda a 30 años).

El BCE venderá sus bonos griegos para destinar el beneficio a los bancos centrales y así volver a prestarlo a Grecia hasta el año 2020. A cambio, Grecia no podrá disponer del dinero que reciba del rescate, es un dinero bloqueado.

Pero nada de todo este proceso servirá si Grecia no cumple las exigencias impuestas a cambio por la Troika (UE, FMI, UE), es decir, reformas financieras, máxima austeridad. Preocupan las elecciones del mes de abril en Grecia, ya que algunos partidos políticos no están por la labor de aceptar todas las exigencias, así como la propia sociedad helena.

Bien, esta es la situación actual y el proceso que se va a llevar a cabo. Ahora les doy mi opinión… Nada de nada, palabras, buenas intenciones, pero todo está ya sentenciado y existe una hoja de ruta para ello. La UE sabe que es imposible salvar a Grecia. La hoja de ruta secreta seguro que menciona este hecho. Todo lo que se está haciendo ahora es un paripé, con un solo objetivo que es ganar tiempo para evitar el pánico y el contagio fatal a España e Italia, hecho que sí sería muy peligroso para la la UE.

Hablando claro, personalmente no confío en absoluto en los griegos, no van a llevar a cabo las duras reformas exigidas, así de fácil, señores.{jcomments off}

No hay comentarios

Puede comentar el artículo si lo desea