Ismael De La Cruz

A tener muy en cuenta

CUESTIONES A TENER MUY EN CUENTA

El sector bancario está lastrando de momento a los mercados de renta variable. Bankia diluirá casi al completo a los accionistas después de que el Frob haya anunciado una valoración negativa de 4.148 millones de euros. Así pues, está bajando un 15% y Banco de Valencia prácticamente lo mismo.

Pero esto no es lo único que debiera de preocupar del tema de los bancos. Seguramente el rescate de la banca con problemas supondrá sumar dos puntos de PIB al déficit y colocarlo en el 9%, prácticamente el doble de lo que el Sr. Montoro hace un trimestre comentó al presentar los Presupuestos Generales del Estado para el año 2013. 

Los mercados descuentan dos hechos importantes:

1º Que se alcanzará un acuerdo para resolver el abismo fiscal en USA.

2º Que España pedirá finalmente el rescate en el 2013.

No se engañen, la renta variable y el euro están alcistas solo por estos 2 motivos, ya que no hay ninguna razón macroeconómica para subir, sino todo lo contrario.

Así pues, cualquier decepción en cualquiera de estas dos cuestiones hundirían a los mercados.

Si no se soluciona en USA el tema del abismo fiscal habría 2 reacciones:

– Las acciones se hundirían en el corto plazo y la renta variable bajaría.

– El dólar subiría con fuerza en el corto plazo.

Si se soluciona el tema entonces asistiríamos a fuertes subidas en la renta variable y a una depreciación del dólar.

Por el momento, los norteamericanos andan muy divididos con el tema del abismo fiscal (fiscal cliff) y su posible resolución. Se ha conocido una encuesta recientemente donde el 48% duda que demócratas y republicanos alcancen un acuerdo antes del 1 de enero.

Otra cuestión que conviene tener en cuenta, al margen del tema del abismo fiscal, es que un empeoramiento de la economía estadounidense podría llevar a una mayor relajación de la política de la Reserva Federal, hecho que perjudicaría al dólar.

La Reserva Federal seguramente imprimiría dinero para comprar bonos, reduciendo de esta manera los rendimientos de la deuda en dólares.

Así pues, combinación de abismo fiscal con necesidad de aumentar el techo de la deuda norteamericana antes de febrero. Tengan en cuenta que el techo de la deuda seguramente será superado en pocas semanas, con lo que el Tesoro tendría un balón de oxígeno de algo menos de dos meses para seguir financiando al país.

Por tanto, dos cuestiones claves para el devenir del país, puesto que hay en juego nada más y nada menos que la opción de entrar en recesión económica y superar la tasa de paro por encima del 9%.

No hay comentarios

Puede comentar el artículo si lo desea