Ismael De La Cruz

Goldman Sachs y JP Morgan no se ponen de acuerdo con los mercados

Las compañías tecnológicas más grandes en Wall Street no están impulsando al mercado como antaño. De momento, los temores de que la economía de Estados Unidos entre en una recesión este año han disminuido, la Reserva Federal parece haber terminado de elevar las tasas de interés en el corto plazo y el optimismo ha aumentado acerca de un posible acuerdo comercial USA-China. Pero si la recuperación de enero (fue el mejor comienzo anual para las acciones en décadas después del peor mes de diciembre en un período aún más largo) pretende ser sostenible en el tiempo, las grandes empresas de tecnología tendrán que aportar su granito de arena. En lo que llevamos transcurrido de año, no lo han hecho.

Y es que durante gran parte de la década pasada, el destino del mercado de valores ha estado ligado al desempeño de algunas de las grandes compañías de tecnología como Amazon, Apple, Alphabet, Facebook, Microsoft y Netflix. A medida que el S&P500 alcanzó su nivel más alto el verano pasado, el aumento de esas seis compañías representó la mitad de las ganancias. También lideraron el camino de la bajada arrastrando al  mercado en general durante los últimos tres meses del 2018.

El crecimiento de las ventas comenzó a disminuir en la segunda mitad de 2018 y las actualizaciones de las ganancias en enero no han resuelto completamente las preocupaciones de los inversores sobre su trayectoria.

– Después de que Apple advirtiera sobre la disminución de la demanda de nuevos iPhones en China a principios de este año, su pronóstico para el trimestre actual no fue tan grave como muchos habían temido en Wall Street. Sin embargo, el fabricante de iPhone informó de una caída del 15 por ciento en los ingresos.

– Amazon reportó ganancias e ingresos récord.

– Los ingresos de Microsoft han aumentado en los últimos años debido a que su apuesta por la nube ha dado sus frutos, pero hay señales de que esa aceleración podría estar disminuyendo.

– Facebook, cuyas acciones fueron las más afectadas entre las grandes compañías de tecnología el año pasado, fue quizás el punto brillante en esta temporada de ganancias. A pesar de una serie de escándalos, la red social generó ingresos récord el año pasado.

– Netflix también dijo que los ingresos crecerían más lentamente este trimestre.

Gráfico: Reuters

Mientras, Goldman Sachs no se muestra demasiado optimista, algo que por otro lado resulta algo extraño dada su ferviente alegría a la hora de pronosticar futuras evoluciones de los mercados. La entidad considera que los inversores que no se beneficiaron del repunte en enero perdieron la mayoría de los retornos del año. Son de la opinión que el rally que esperaban para este año 2019 ya se ha ocurrido rápidamente. Así las cosas, las acciones estadounidenses suben un 16 por ciento desde los mínimos de diciembre, mientras que las acciones europeas subieron un 9 por ciento. Pero aunque la recuperación ha sido impresionante, muchos inversores siguen prefiriendo mantenerse al margen, ya que hay demasiadas preguntas e incertidumbres sin respuesta y no hay un consenso general sobre la dirección del mercado. Prueba de ello es que el volumen de operaciones se ha reducido.

Uno de los hechos que ha ayudado a que la Bolsa se anime es que el índice de sorpresas económicas en USA alcanza su nivel más positivo desde el pasado mes de mayo. Recordemos que una lectura positiva implica que los datos publicados han sido mejores de lo esperado, si la lectura es negativa significa que los resultados han sido peor de lo esperado. En el gráfico pueden ver la comparativa con el índice de USA, Reino Unido, G10, UE, emergentes. El único que está en positivo es el de USA.

Gráfico: New York Times

Hemos visto la opinión no muy optimista de Goldman Sachs, en cambio JP Morgan cree otra cosa. Piensan que el rebote actual está lejos de terminarse y que las acciones podrían alcanzar nuevos máximos antes de que comience la próxima recesión. La entidad está sobreponderando los mercados emergentes frente a los mercados desarrollados, y dentro de los mercados desarrollados, recomienda mantenerse sobreponderado en USA, neutral en la zona euro y Japón, infraponderado en acciones de Reino Unido.

Un apunte sobre Europa, el miembro del Banco Central Europeo, Ewald Nowotny, dice que no hay posibilidad de una recesión y alude el creciente dato de inflación subyacente como una señal positiva que contrarresta la alta incertidumbre.

¿Le gusta el blog? Pues suscríbase (es gratuito) y así recibirá cómodamente y en tiempo real en su correo los artículos que se vayan escribiendo. Pinche aquí para suscribirse

A %d blogueros les gusta esto: