Ismael De La Cruz

Futuros sobre índices bursátiles(V): 4 estrategias

A) Cobertura o Hedging

Esta estrategia permite a un inversor cubrir el riesgo de pérdida de su cartera de contado. Se realiza mediante la toma de posiciones opuestas en los mercados de contado y de futuros.

Hay 2 tipos:

– Cobertura corta o vendedora (short hedge): un inversor que tiene una cartera de valores y planea liquidarla en un plazo de tiempo no muy lejano. Temiendo que la Bolsa baje y pierda dinero, protege su cartera vendiendo futuros sobre el índice con vencimiento cercano a la fecha de liquidación. Si la Bolsa cae pierde en sus valores pero gana en sus futuros y compensa el riesgo de pérdidas.

– Cobertura larga o compradora (long hedge):

B) Especulación

Es la estrategia opuesta al hedging, donde el inversor opera al alza o a la baja y se mantienen muy poco tiempo abiertas las operaciones en mercados muy líquidos y con bajas comisiones.

Hay 3 tipos de inversores:

* Scalpers: son los especuladores puros y duros. Realizan muchas operaciones al día de objetivos muy bajos. Necesitan comisiones muy bajas. Solo operan en un mercado en el que están especializados.

* Day Traders: realizan menos operaciones al día y sus objetivos son más altos, pero también cierran en el día todas sus operaciones.

Los futuros sobre índices se prestan muy bien a la especulación dada la alta liquidez, el elevado apalancamiento, el poder operar al alza y a la baja.

C) Spreading

Es la compra y venta simultánea de dos tipos de contratos diferentes esperando que al cerrar se genere ganancia por la diferencia entre ellos.

Hay 2 tipos:

– Spreads temporales: se compra el vencimiento más cercano y se vende el más alejado, o bien se vende el vencimiento más cercano y se compra el más alejado.

– Spreads intermercados: solo se puede en mercados bursátiles donde hayan dos o más índices con gran difusión. Su ventaja consiste en el bajo riesgo pero se obtiene menores beneficios.

D) Arbitraje

Se toman posiciones opuestas en contado y en futuros (como en hedging), pero trata de aprovechar las posibles anomalías en precios de los contratos. Así pues, el arbitraje nivela los precios de los contratos.

No requiere de fondos ya que se financia con fondos ajenos y el riesgo es muy bajo y controlado.

Hay 2 tipos:

– Arbitraje directo (cash and carry): se hace cuando se detectan contratos de futuros sobrevalorados y se compra una cartera de acciones a crédito que replique al índice y al mismo tiempo se vende futuros.

Se cobran los posibles dividendos y al vencimiento del futuro se revende en el mercado. El beneficio de la operación radica en la venta de los contratos de futuros sobrevalorados.

– Arbitraje inverso (reverse cash and carry): se realiza cuando se ven contratos infravalorados y entonces se procede a la venta en descubierto (short selling) de una cartera de acciones que replican al índice y se compran al mismo tiempo futuros.

No hay comentarios

Puede comentar el artículo si lo desea