Hasta ahora, el año 2020 nos ha traído una pandemia mundial, un cierre económico mundial coordinado y, en los Estados Unidos, unas elecciones notablemente polémicas. Así que no es sorprendente que la volatilidad haya sido, y siga siendo, elevada. A pesar de todo esto, las acciones se han comportado razonablemente bien, con el S&P 500 subiendo un 13%. Los sectores de mayor volatilidad siguen siendo el energético y el financiero.

Mis servicios

Dirigidos a toda persona interesada en los mercados financieros, tanto los que quieren empezar poco a poco y aprender, como los que llevan ya tiempo invirtiendo. Todo ello explicado de manera sencilla y amena, con el objetivo de que toda persona lo entienda independientemente de sus conocimientos o experiencia.