Ismael De La Cruz

Eur/Usd: ¿por qué hay que estar bajistas?

Como ya les comenté hace unas semanas, el euro estaba subiendo de manera artificial frente al dólar, movimientos de pura especulación que no obedecen a motivos macroeconómicos ni a flujos de capitales.

Realmente fue debido a que los inversores esperaban que una gran mayoría de los acreedores privados de deuda griega aceptaran la quita propuesta por el Gobierno heleno. Esta premisa es la que hizo que el euro se revalorizara durante varias sesiones frente al dólar, pura especulación como les venía advirtiendo.

Si observan, una vez confirmada la noticia y cerradas las operaciones especulativas, el euro vuelve a bajar con fuerza frente a la divisa norteamericana, como debe de ser, ya que, de momento, no advierto fundamentos macroeconómicos para pensar lo contrario, así como tampoco movimientos de flujos de capitales.

Hay un tema que me gustaría compartir con todos ustedes. China podría dar por terminada en breve la apreciación del yuan. ¿Motivol? Un descenso de sus exportaciones y un menor crecimiento económico de lo esperado. Así pues, no sería de extrañar que el Banco Popular de China controle más el yuan para evitar una mayor apreciación del mismo. 

China lo tiene muy clarito. Mientras continúen los signos de desaceleración económica en la zona euro, sus reservas seguirán en dólares. En cuanto adviertan signos de cierta estabilización, empezarán a comprar bonos de la zona euro, hecho que servirá para que el euro suba frente al dólar.

El 2 de marzo les dije que Eur/Usd ha dado una señal de bajadas (cortos) en 1,3394 debido a un patrón By Pass (en este caso bajista). Pues bien, dicha señal de bajada ha llegado a originar recortes de 321 pipos por el momento.

También, a modo de swing (no intradía), a finales de febrero les comenté que esperaba un euro débil y un dólar fuerte y les expliqué varios motivos para ello. Voy a recordarlos ya que siguen vigentes:

– El tema del petróleo y el conflicto con Irán. Un petróleo al alza favorecería una subida en el dólar. Tengan en cuenta que la subida del crudo obedece más a las tensiones con Teherán y al riesgo de interrupción del suministr que al aumento propiamente de la demanda.

– Está aumentando la desaceleración económica en varios países de la UE, al tiempo que la confianza de los consumidores sigue bajando, ralentizando el consumo.

– El hecho de que el Banco de Japón aplicara una medida de relajación de su política monetaria sobre el yen y comprara millones de activos, también favorece al dólar.

Se aleja, por el momento, la necesidad de que USA tenga que aplicar una flexibilización cuantitativa, unido a que el tema de Grecia sigue vigente, hace que el dólar continúe como activo refugio para los inversores, saliendo del euro y entrando en el dólar.

Una vez pase el efecto “alegría” del LTRO (operación de refinanciación a largo plazo), el euro podría relajarse. Tengan en cuenta que el euro ha estado subiendo básicamente a la fuerte liquidez del mercado gracias a la primera LTRO del pasado mes de diciembre.

El planteamiento es el siguiente: no compraría salvo que rompa al alza la zona de 1,3470. Para inversores muy agresivos y sabiendo que se asumiría mucho riesgo, el nivel por abajo es 1,3060.

La pérdida de 1,3060 continuaría confirmando la senda bajista.{jcomments off}

No hay comentarios

Puede comentar el artículo si lo desea