Ismael De La Cruz

ETFs sintéticos

Invertir siempre conlleva un riesgo, pero lo mínimo que ha de hacer el inversor es conocer dichos riesgos potenciales y analizar si desea asumirlos.

Vamos a comentar un riesgo que lleva aparejada la inversión en ETFs. Primero, recordemos que es un ETF: es un fondo de inversión que tiene la peculiariedad de que sus participaciones se pueden comprar y vender con la misma facilidad que se compra y se vende una acción, aportando máxima liquidez y transparencia.

Pero hay que tener cuidado porque no es lo mismo invertir en un ETF normal que en un ETF sintético, ya que éste último se forma a través de derivados. Es decir, el ETF recibe el dinero de los inversores y lo invierte en una cesta de activos que sirve como colateral para un contrato de derivados que cubre la inversión, alcista o bajista, del producto.

Además, existe la posibilidad de que haya un conflicto de interés, ya que el banco que vende el derivado que hace funcionar el ETF sintético es el mismo banco que gestiona el ETF, por lo que la elección de los activos en los que invierte es subjetiva.

Como ven, hay que tener cuidado al respecto.

No hay comentarios

Puede comentar el artículo si lo desea