Una de las cuestiones que más preocupa a muchas personas es qué pasaría (si se produce la independencia de Cataluña) con su dinero depositado en bancos catalanes o en bancos no catalanes que están en Cataluña, si el dinero pasaría de euros a la nueva moneda con la consiguiente fuerte devaluación o no, si habrá corralito, etc.

Vamos a tratar este tema porque es delicado y hay que hacer muchas puntualizaciones al respecto. Uno de los principales temores de los bancos y del Gobierno de Cataluña es el riesgo de fuga de capitales, un acto reflejo entendible que se produce en la mayoría de las personas ante situaciones de fuerte incertidumbre. Y es que una fuga de capital siempre tiene consecuencias graves y dañinas.

La idea es que si Cataluña se independiza todo comienza desde cero, estaría fuera de la Unión Europea, fuera del euro (aunque ésto luego les matizaré, porque no tendría que ser necesariamente así), fuera del Mecanismo Único de Supervisión financiera y del fondo de resolución bancaria, fuera del BEI, no tendría acceso a la financiación del Banco Central Europeo. Bien, todo esto es lógico, es como nacer y empezar con todo otra vez.

Antes de continuar me gustaría hacer un inciso, porque si ya de por sí el tema es muy complejo y delicado, la cosa no acaba aquí. Se da por sentado que Rajoy no dudaría en aplicar el artículo 155 de la Constitución y acabar con las competencias autonómicas (tenemos el precedente del año 1934 que sirvió para detener al por entonces Presidente de la Generalitat, Lluís Companys). Y para complicar más todavía el tema, decir que el PSOE va a reprobar a Soraya Santamaría por la actuación policial el 1O, con lo que el escenario de un adelanto electoral en España se abre camino, puesto que el PP ya dijo hace unos días que si no contaba con el pleno apoyo del PSOE convocaría elecciones generales.

Pero bueno, sigamos analizando el hipotético escenario

El problema radica en este punto, es decir, en los bancos que tienen sede social en Cataluña, los bancos catalanes, como es el caso de Caixabank y Banco Sabadell, así como en los restantes bancos que operan en Cataluña. No es nada descartable, es más, sería hasta lógico, que se produjese un corralito durante x tiempo, para evitar fuga de capital, de manera que los clientes sólo podrían sacar cada día una pequeña cantidad de su saldo. De todas maneras, las entidades son inteligentes y es casi seguro que se llevarían su sede social a España para no salir del euro y seguir amparadas por el Fondo de Garantía de Depósitos. Y es una realidad que los ahorros de los catalanes no estarían protegidos por el Fondo de Garantía de Depósitos español y aunque Cataluña decidiera crear uno propio, habría que esperar meses con el riesgo que ello conllevaría. De todas maneras, y sin querer asustar a nadie, tampoco nos rasguemos las vestiduras, porque si uno de los grandes bancos del país quiebra este Fondo no tiene dinero suficiente para cubrir legalmente lo que le corresponde a todos los clientes, pero bueno.

Y sí, también afectaría a los bancos no catalanes que están operando en Cataluña (BBVA, Santander, etc), afectaría a todas la cuentas que haya en Cataluña, sean del banco que sean (español, catalán, inglés, alemán, etc). Comentando este tema con Fernando Luque (Senior Financial Editor de Morningstar España), opina que para ello habría que ver dónde tienen la ficha bancaria, si en España o en la hipotética República de Cataluña, aunque hay bancos como por ejemplo ING que es holandés y no tiene ficha bancaria pero los depositantes están protegidos por el FGD.

Les comenté antes que incluso podría ser que Cataluña tuviese euro sin estar en la UE. En efecto, el acceso a la Eurozona es posible para Estados miembros que respetan los criterios marcados por los tratados, y hay dos grupos de territorios que no son estados miembros pero que utilizan el euro:

  • Mónaco, Ciudad del Vaticano, San Marino y Andorra: estos territorios tienen un acuerdo monetario con la UE, no son parte de la Eurozona pero tienen el derecho de adoptar el euro como moneda oficial, emitir euros, monedas que son legales en la Eurozona con la obligación de adoptar la legislación monetaria y financiera de la UE. Eso sí, estos estados no participan en ninguna decisión en el Eurogrupo ni siquiera como observadores.
  • Kosovo y Montenegro: adoptaron la moneda única de forma unilateral. De facto utilizan el euro, pero no son parte de la Eurozona y, por lo tanto, deben comprar los billetes y las monedas en los bancos comerciales. A diferencia de Andorra, no pueden emitir sus propias monedas pero sí utilizar el euro.

¿Solución? Les pongo un ejemplo: imaginen una persona que vive en Cataluña (da igual si es catalán y su nacionalidad) que en su día abrió allí una cuenta en el Santander. Si hay independencia ese dinero sí podría quedar bloqueado si se decide hacer corralito. ¿Qué podría hacer ese señor? Pues abrir otra cuenta en el Santander pero fuera de Cataluña (podría irse un día a Zaragoza, a Huesca, a Madrid, donde quiera y abrir en una sucursal otra cuenta y traspasar el dinero) o bien si quiere abrir cuenta en otro banco español fuera de Cataluña (BBVA, etc).

Insisto, todo lo que les acabo de exponer es para el escenario de que la Generalitat decidiese la independencia de manera unilateral. Si no lo hace, no hay nada que temer. Yo no soy adivino ni pretendo jugar a serlo, tan sólo les expongo las consecuencias de ese hipotético escenario y si nos atenemos a lo que la propia Generalitat está diciendo pues es cuanto menos para tenerlo en consideración, ¿no creen?

¿Quiere saber qué es lo que podemos hacer por usted? 4 pilares básicos imprescindibles para todo inversor, pinche aquí para verlo.

Suscríbase al blog (es gratis) y recibirá cada semana en su correo un newsletter con mi editorial, además de los artículos publicados en el blog en tiempo real.

Mis servicios

Dirigidos a toda persona interesada en los mercados financieros, tanto los que quieren empezar poco a poco y aprender, como los que llevan ya tiempo invirtiendo. Todo ello explicado de manera sencilla y amena, con el objetivo de que toda persona lo entienda independientemente de sus conocimientos o experiencia.