El Banco Central de Suiza sigue muy de cerca la evolución de la divisa helvética tras una pugna intensa en los primeros meses del presente ejercicio para evitar o al menos intentar controlar la fortaleza de su divisa que llegó a subir a un máximo de 5 años frente al euro. Es más, el propio presidente de la entidad ya ha avisado que si es necesario volverán a intervenir en el mercado de divisas, ya que considera que la moneda está demasiado sobrevalorada.

De momento, el SNB mantuvo los tipos de depósito en -0,75% y aunque están muy por debajo de 0 no se cansan de repetir que si las condiciones del mercado lo requieren los seguirían bajando, cosa que a los bancos no les hará ninguna gracia, motivo por el cual en su momento pusieron el grito en el cielo.

Aunque el SNB incrementó la intensidad de su política monetaria e incluso la liquidez del mercado, no ha querido seguir los pasos de la Fed y otras instituciones bajando más las tasas de interés. Es un Banco Central muy suyo y suele ir por libre generalmente.

Una novedad que se ha acordado es que desde ahora notificarán todos los detalles de sus intervenciones en el mercado de divisas con mayor periodicidad, concretamente dejará de hacerse anualmente para pasar a hacerse trimestralmente. ¿Y ésto por qué? Pues porque Estados Unidos ha criticado y mucho todo ese afán intervencionista y pretende incluir a Suiza en el listado de países que manipulan su propia moneda (los datos de los depósitos a la vista reflejan que el SNB intervino fuertemente este año, al igual que en ejercicios pasados).

El tema es que el plan del SNB de tipos negativos e intervenciones en el mercado está ya en su 6º año, que no es poca cosa precisamente. Con ello pretenden evitar las entradas de capital que hacen fortalecerse al franco suizo y aumentan los riesgos de deflación. Pero su divisa sigue con riesgos como un Brexit sin acuerdo y las elecciones de EE.UU del próximo 3 de noviembre, ya que ambos eventos son temidos por los inversores y podrían hacer que salga dinero de la renta variable en busca del refugio del franco suizo, dando al traste con los planes del SNB y volviendo a subir la moneda suiza.

La economía del país no ha podido esquivar la crisis económica originada por el Covid 19. Se espera que la economía se contraiga en torno a un 5% en el 2020 (en junio el cálculo era de un 6%). Respecto a la inflación, se espera que caiga en el año un 0,6% y suba de manera simbólica los dos próximos ejercicios.

El 18 de mayo, en el análisis que realicé en EXPANSIÓN, les expuse una estrategia en el euro/franco (eur/chf). Les comenté por qué sería interesante comprar eur/chf, concretamente porque el SNB seguramente habría trazado una línea roja en 1,05 y no dejaría que bajase de ahí, por lo que comprar en esa zona sería una buena oportunidad. Pueden leerlo pinchando aquí

Pues bien, ese mismo día tocó la zona indicada de 1,05 y desde entonces ha subido nada más y nada menos que a 1,0921.

¿Y ahora qué? Pues varias ideas al respecto:

– La zona de 1,05 va a continuar siendo infranqueable, es decir, si regresase sería otra oportunidad de buscar un rebote al alza.

– Previamente, el nivel de 1,06-1,0609 también podría ser válido de cara a un rebote al alza.

– La resistencia de 1,0865 fue tocada el 1 de septiembre y no pudo con ella. Mientras no logre romper ese nivel no tendremos más fuerza alcista.

Suscríbase (es gratuito) y así recibirá cómodamente y en tiempo real en su correo los artículos que se vayan escribiendo. Pinche aquí para suscribirse

Mis servicios

Dirigidos a toda persona interesada en los mercados financieros, tanto los que quieren empezar poco a poco y aprender, como los que llevan ya tiempo invirtiendo. Todo ello explicado de manera sencilla y amena, con el objetivo de que toda persona lo entienda independientemente de sus conocimientos o experiencia.