Veamos cosas interesantes de algunas divisas y qué esperar de ellas, concretamente el dólar, el euro, la libra esterlina y el yen japonés.

– La caída del dólar de -4% el pasado mes de julio animará a los mercados asiáticos al producirse un flujo de dinero hacia allí. El índice MSCI Asia Pacífico marcó su cuarta subida mensual en julio, además de por la ayuda del billete verde tenemos también sus acciones tecnológicas. Dos ejemplo, Taiwan Semiconductor Manufacturing pasó a ser la 10º compañía más fuerte del mundo hace unos días, Samsung Electronics subió un +7%. Mientras, las compras extranjeras de acciones de Corea del Sur alcanzaron un máximo anual y Japón se benefició de entradas netas mensuales por primera vez desde el mes de Es cierto que la mayoría de países asiáticos dependen de las exportaciones y del turismo y las crecientes tensiones geopolíticas entre EE.UU y el gigante asiático no ayudan precisamente a llamar a la calma, pero el hecho de que las acciones tecnológicas asiáticas y los semiconductores estén tirando del carro compensa ese hecho.

Mirando las últimas 4 recesiones, la Reserva Federal de Estados Unidos nunca ha llevado las tasas de interés a 0 tan rápido…

Imagen

Tras marcar máximos el pasado mes de marzo, el índice dólar cayó -10% a medida que las infecciones aumentaban peligrosamente sin remisión en el país. Buena parte de esas ventas se llevaron a cabo durante el horario comercial de Nueva York, lo que sugiere que los inversores del país no confían en la fortaleza de la moneda nacional. Y es que al principio de la pandemia, el dólar se fortaleció mientras el coronavirus se propagaba con fuerza en Europa, pero cuando le tocó a EE.UU la cosa cambió, puesto que la crisis en el país podría mantener los tipos de interés y el crecimiento económico bajos durante varios años.

Las posiciones de cortos (ventas) en el dólar son las más elevadas desde finales de 2017 (noviembre). De hecho julio con una caída de -3% fue el peor mes desde enero de 2018.

Hay un mercado donde se podría plantear una posible idea operativa: el dólar se encuentra en uno de sus mejores meses del año si atendemos a la historia y el rand de Sudáfrica sigue débil, siendo la segunda divisa más volátil del mundo y agosto no le favorece, de hecho en los últimos 5 años ha caído 4, concretamente una media de -5,2%  a la vez que en agosto el dólar sube de media +0,4%. Y aquí no acaba todo, la volatilidad a un mes del rand frente al dólar alcanzó un máximo de seis semanas hace pocos días y la prima de los contratos de venta respecto de los de compra se incrementó a 225 puntos. Así pues, éste mes podría ser alcista en Usd/Zar.

– El euro ha subido más de un +5% frente al dólar en julio en lo que supone la mayor ganancia mensual desde septiembre del año 2010, y se está acercando a los niveles que en 2017 causaron cierto dolor en el mercado de valores. Un euro más fuerte es negativo para los beneficios de las empresas en las industrias orientadas a la exportación, especialmente en Alemania.

El PIB de EE.UU sufrió su mayor contracción trimestral desde los años 40 mientras que la economía europea también entró en recesión pero se observa un mayor rebote, hecho que también anima al euro (los índices de compras manufactureras de la zona euro, Alemania, Francia, España e Italia superaron las expectativas).

La moneda comunitaria sigue fuerte y al alza desde que la Unión Europea alcanzara un acuerdo sobre el fondo europeo de reconstrucción y marca nuevos máximos de más de dos años frente al dólar. También le ha ayudado el impresionante dato de producción industrial de Alemania que en junio aumentó un 27,9%, la mayor subida en su historia y tres veces lo que esperaba el mercado (10,1%).  Así las cosas, en los últimos 3 meses el euro sube +10% frente al billete verde. El euro seguirá alcista frente al dólar.

July appreciation strongest in almost a decade

– La libra esterlina sigue fuerte también frente al dólar y le sienta bien que el Banco de Inglaterra mantenga los tipos de interés en el mínimo histórico del 0,1%, más que nada porque espera una caída del 9,5% para la economía del Reino Unido éste mismo año (la mayor debacle del producto interior bruto en más de 100 años). Pese a todo, la entidad sigue resistiéndose a implementar tipos de interés negativos

La libra se mantiene en 1,31 dólares, zona de máximos 5 meses y en los 3 últimos meses sube +7%. Seguirá alcista frente al dólar.

– El yen es una las principales monedas de reserva del mundo desde hace ya varias décadas y constituyó el 6% de las reservas de divisas el año pasado. El país tiene un superávit en cuenta corriente y la mayor reserva de ahorros del mundo. Las compras masivas de activos del Banco de Japón (tiene el 44% de la deuda del país) han distorsionado los mercados. Las tasas de interés negativas no han logrado salir de la deflación. Sigue actuando como activo refugio en momentos de incertidumbres, dudas y temores.

Suscríbase (es gratuito) y así recibirá cómodamente y en tiempo real en su correo los artículos que se vayan escribiendo. Pinche aquí para suscribirse

Mis servicios

Dirigidos a toda persona interesada en los mercados financieros, tanto los que quieren empezar poco a poco y aprender, como los que llevan ya tiempo invirtiendo. Todo ello explicado de manera sencilla y amena, con el objetivo de que toda persona lo entienda independientemente de sus conocimientos o experiencia.