Ismael De La Cruz

Escenario de los principales Bancos Centrales para los próximos meses

Poco a poco, los Bancos Centrales de todo el mundo están poniendo punto y final a la era del dinero fácil tras una década en la que inyectaron en sus respectivas economías dinero para hacer frente a los devastadores efectos de la crisis financiera de 2007. Es por ello que algunos ya comenzaron este proceso y otros lo llevarán a cabo a lo largo de los próximos 12-18 meses.

Reserva Federal de Estados Unidos

Elevó este año los tipos de interés. Se espera que para finales de este año esté en el 2,25% y para finales de 2019 en el 2,75%. La entidad dice que en un momento dado tampoco le preocuparía en exceso superar el 2% de inflación tras alcanzar el objetivo por primera vez en seis años. Una gran pregunta para los políticos es si los recortes de impuestos y el aumento del gasto federal recalentarán la economía, avivando la inflación o los precios de los activos, que ya se ven elevados en algunos sectores. La probabilidad implícita que recogen los fondos federales acerca de un aumento de las tasas en la reunión de diciembre sigue siendo inferior al 60%.

Banco Central Europeo

La entidad declaró que dejaría de comprar activos en diciembre. El BCE está mirando para ver si la economía de la zona euro puede recuperarse de la reciente debilidad. Eso es importante precisamente por lo indicado, que la institución ha decidido retirar su programa de compra de bonos al final de este año. La escalada de las tensiones comerciales con USA es la preocupación principal. Mientras, los tipos de interés se mantendrán en mínimos al menos hasta el verano del próximo año (podría ser en septiembre). Seguramente sería una pequeña subida de 15 puntos básicos para no asustar a mercados e inversores, y ya el siguiente movimiento sí sería de 25 puntos básicos.

Banco de Japón

Mantiene un estímulo masivo mientras que el resto de Bancos Centrales trazan una hoja de ruta para la normalización de sus políticas monetarias. La idea es que hay pocas posibilidades de que se produzca un cambio pronto, dado que la inflación se ha estancado y se mantiene a menos de la mitad del objetivo del 2%.

Banco de Inglaterra

La tasa actual del banco es 0,50% y la previsión para finales de 2018 es 0,75% siendo la previsión para finales de 2019 del 1%. Una salida desordenada de la Unión Europea podría poner rápidamente al BOE en jaque, y es que el mayor problema ahora es la incertidumbre sobre el resultado final del Brexit, ya que el gobierno continúa negociando tanto consigo mismo como con Bruselas. Carney, que renuncia el próximo año, dice que el banco central estará listo para lo que venga. Hay muchas razones para que el BOE eleve las tasas, pero permanece en modo de esperar y ver. ¿Por qué? Quiere estar seguro de que la desaceleración del crecimiento a principios de 2018 fue temporal.

Banco de Canadá

Los legisladores del Banco de Canadá han estado ganando confianza en la capacidad de recuperación de la expansión actual, y esto debería mantenerlos en una senda de alza de tasas de interés (ya se han producido tres aumentos desde mediados del año pasado). Con un crecimiento que se espera que permanezca por encima de lo esperado, los inversores apuestan a que el gobernador Stephen Poloz mueva los tipos de interés tres veces hasta mediados del próximo año, sin descartar que el primero de esos movimientos sea tan pronto como el 11 de julio.

Banco de Australia

El jefe del banco central, Philip Lowe, ha mantenido las tasas de interés sin cambios en un mínimo histórico del 1,5% desde que tomó el timón en el año 2016. En ese momento, señaló que la preocupación por la estabilidad financiera debido a los crecientes precios de las propiedades de Sydney sobrepasaba lo permitido y que no estaba dispuesto a seguir avanzando. Los mercados, mientras tanto, han estado haciendo retroceder las apuestas sobre un aumento en las tasas de interés. La confianza de las empresas es fuerte, pero la confianza de los consumidores es menor, ya que los hogares lidian con una deuda récord derivada de un atracón hipotecario.

Banco de Suiza

Desde que sorprendió al mundo en enero de 2015, el Banco Nacional de Suiza mantuvo su política monetaria en suspenso, manteniéndose con las tasas de interés bajas y la firme promesa de intervenir en los mercados de divisas si era necesario para evitar que el franco suizo se fortaleciese frente al euro y frente al dólar. Ahora, el presidente Thomas Jordan se han vuelto más pesimistas sobre la inflación a medio plazo, lo que significa que tiene un amplio espacio y margen para mantener la política acomodaticia y no mover ninguna ficha antes de que el BCE suba tipos de interés en el verano de 2019.

Banco de Suecia

Se reúnen a principios de julio para decidir si subir los tipos de interés en lo que resta de año. El banco tendrá que tener en cuenta la desaceleración de la vivienda y la guerra comercial en la elaboración de la cerveza. Algunos miembros del Banco están ansiosos por elevar las tasas que han estado por debajo de cero durante más de tres años. De hecho, un miembro ya ha votado a favor, mientras que otro dice que octubre es una opción viable. La inflación se ha mantenido en torno al objetivo del 2% desde principios de 2017 y el crecimiento económico sigue siendo saludable.

Banco de Noruega

Los noruegos rpodrían estar entre los primeros en comenzar a subir las tasas de interés en la segunda mitad del año. La industria petrolera del país se está acelerando nuevamente, el desempleo se ha reducido al 4% y la economía va viento en popa. El gobernador Olsen comentó a finales de junio que estaba preparado para elevar las tasas en septiembre por primera vez en siete años. Y es que el gobernador puede permitirse el lujo de no mirar tanto la corona sueca, justo lo contrario cuando estaba obsesionado por mantenerla débil cuando el país sufrió por el desplome del petróleo hace unos años.

Banco de Nueva Zelanda

Los cambios en la política monetaria no están en el horizonte inmediato, ya que la inflación continúa por debajo del objetivo del 2%  del RBNZ. La entidad ha dicho que no elevará las tasas de interés desde su mínimo histórico hasta que vean señales claras de una gran presión sobre los precios. Las propias previsiones del banco muestran que esperarían al tercer trimestre del 2019.

Reciba cómodamente en su correo el Boletín Bursátil diario con contenido exclusivo y la mejor información: qué sucede, cómo afecta a los mercados, cómo aprovecharlo, ideas operativas. Pinche aquí para más información

Tags: , , , , , , , , , , , , , ,

A %d blogueros les gusta esto: