La libra en el 2015

La libra en el 2015

 

La libra esterlina se presenta interesante de cara al 2015, sobre todo frente a varias divisas como el euro, el dólar americano, el dólar australiano y el yen japonés. Veamos las razones y el escenario que podría venir.

En Reino Unido, las ventas minoristas subieron un 1,6% en tasa mensual frente al 0,3% esperado por el mercado. Por su parte, el PIB creció un 0,7% en la recta final del año. Por su parte, la balanza comercial arrojó un déficit de 9.620 millones de libras frente a los 9.530 millones esperados, algo peor de lo esperado por el mercado.

La cuestión a tener en cuenta es que la libra esterlina sigue siendo una divisa fuerte en líneas generales y no olvidemos que la economía de la región está mejor que la de la eurozona y que la de Japón, aunque no al nivel de la norteamericana. Además, y esto es importante, continúan las especulaciones acerca de cuándo el Banco de Inglaterra subirá los tipos de interés. Lo que seguramente suceda es que la entidad subirá las tasas de interés mínimo un 0,50 %en los próximos 12 meses.

Así pues, estas cuestiones deberían de hacer que la libra siga más fuerte que el euro, que el yen y que el dólar australiano, por ejemplo. En cambio, frente al dólar americano es diferente y podría seguir depreciándose todavía.

El euro seguirá depreciándose frente a la libra esterlina (Eur/Gbp bajista). En cuanto el Banco de Inglaterra anuncie subida de tipos de interés y el BCE pueda anunciar su QE, la inercia bajista continuará.

El dólar seguirá fortaleciéndose frente al resto de divisas. La Reserva Federal continúa avanzando hacia la normalización de su política monetaria, además de que una menor dependencia de la energía importada mejora su balanza comercial, motivos para que el billete verde siga siendo el rey de la fiesta.

El yen sigue débil, la economía nipona se contrajo, entrando en recesión, de ahí que hayan aplazado la subida del IVA que estaba prevista para octubre del año que viene, puesto que la economía podría no ser capaz de soportar el impacto. Además, la victoria de Abe en las elecciones supone continuidad de Abenomics (paquete de medidas monetarias que deprecian al yen).

El dólar australiano también sigue débil, la economía del país registró la lectura más débil del año en lo que respecta al producto interior bruto (PIB) y podríamos ver un recorte de los tipos de interés en los próximos 12 meses, afectando negativamente a la divisa.

Veamos dos mercados concretos:

– Gbp/Usd: en el último análisis realizado el pasado 10 de septiembre les comenté que el primer nivel de soporte se encontraba en 1,5895, aunque es pequeño y no de gran fuerza, por lo que se podía buscar ahí un rebote al alza (no confundir con un giro o cambio de tendencia). Pues bien, el 15 de octubre llegó el precio a dicha zona rebotando al alza 290 pipos.

La tendencia principal sigue siendo bajista y si bajase a 1,4865 podría ser interesante comprar para aprovechar un rebote al alza. El primer objetivo de la bajada se situaría en 1,4865-1,49.

– Eur/Gbp: les vengo comentando hace unos meses que la idea a tener en cuenta es que la tendencia principal es bajista y que en mi opinión debería de seguir siéndolo en los próximos meses, ya que a nada que el Banco de Inglaterra anuncie una subida de tipos de interés y que el BCE anuncie su QE, la inercia bajista continuaría.

El soporte de doble pivote de 0,7732-0,7764 sigue vigente y actuando muy bien, no tendremos nueva debilidad e impulso bajista mientras el precio siga por encima de esta referencia. Un primer síntoma de cierta recuperación en el corto plazo sería rompiendo por arriba 0,8035.

En la parte privada del blog se van analizando y actualizando cada día los mercados, tanto para intradía como para swing (no intradía).

Foto cortesía de Free Photo Bank

Mis servicios

Dirigidos a toda persona interesada en los mercados financieros, tanto los que quieren empezar poco a poco y aprender, como los que llevan ya tiempo invirtiendo. Todo ello explicado de manera sencilla y amena, con el objetivo de que toda persona lo entienda independientemente de sus conocimientos o experiencia.