El 19 de febrero, el S&P 500 cerró en un máximo histórico de 3386 puntos. Un mes después cerró en 2409 puntos, lo que suponía una caída de -29% frente a dicho máximo. En el siguiente gráfico pueden ver la comparativa entre la caída del S&P500 en la gran crisis económica de 2008 y la actual caída que acumula en el 2020. De momento las semejanzas son casi idénticas (la línea azul es el año 2008 y la línea roja el actual año).

relates to S&P 500 Chart Tracking 2008 Signals Danger to RBC’s Calvasina

Si hablamos del Dow Jones, la caída desde sus máximos fue de un -33%, similar a la experimentada con el pinchazo de la burbuja tecnológica en el 200-2001. Eso sí, todavía muy lejos de la caída de -54% que sufrió en el 2008 y ya ni les digo la caída de -89% durante la Gran Depresión. Pero aunque las caídas actuales están lejos de estas dos marcas, lo que sí ha batido es la velocidad de los recortes, ya que esos dos hitos históricos se produjeron en varios meses, en cambio la caída actual ha sido en menos de un mes.

Aquí pueden ver cómo van los mercados desde el 19 de febrero.

Aquí pueden ver una tabla que ha elaborado Expansión en la que aparecen datos interesantes de las compañías españolas del Mercado Continuo.

A nivel mundial, los sectores más golpeados están siendo los operadores de aerolíneas, cruceros, restaurantes, minoristas, corredores de apuestas, cines, hoteles y gimnasios. Sin embargo, también hay beneficiados como los proveedores de alimentos y las empresas de telecomunicaciones. Veámoslo rápidamente…

– El índice Stoxx de viajes y ocio cae en el año -60% con Carnival dejandose un -76%. InterContinental Hotels y Whitbread pierden el -50%. InterContinental Hotels y Whitbread han perdido un -50%, mientras que los aeropuertos de Francia y Alemania han bajado más del -40%.

Imagen

– Cineworld Group, la cadena de cines con sede en Reino Unido que también es propietaria de cines en Europa y de la marca Regal en USA, ha caído un -77% debido a que los principales estrenos de películas se retrasan.

– El sector de los gimnasios también sufriendo. Un ejemplo es la cadena holandesa Basic Fit que ha tenido que cerrar todas sus instalaciones temporalmente y cae más de un -60%, al igual que Gym Group.

– El sector ropa también sufriendo mucho. Un ejemplo es la cadena de ropa deportiva JD Sports Fashion que cae -60% alcanzado su nivel más bajo desde septiembre de 2016.

– Y ojo también a los dueños de los centros comerciales que albergan a minoristas. Un ejemplo es Hammerson que cae -55% y otra es Unibail Rodamco que se deja un -52%.

– Como en todo, hay sectores y compañía que salen beneficiados. Uno es la tienda online Ocado Group que tuvo que cerrar temporalmente su página web debido a una sobrecarga de pedidos. Sube en el año +9%. Por su parte, Bonduelle, fabricante francés de verduras y pescado en conserva, sube como la espuma gracias al auge de la demanda de sus productos. El broker CMC Markets espera ver un aumento considerable de sus beneficios anuales al incrementarse sustancialmente sus volúmenes de operaciones bursátiles por parte de sus clientes, algo similar sucede con IG Group y con Plus500.

No sólo intimida la volatilidad de los mercados de valores. Tras la decisión de Arabia Saudí de inundar el mercado con petróleo barato tras un desacuerdo con Rusia sobre los recortes de producción, el precio del petróleo se hundió literalmente, arrastrando al sector energético consigo.

Muchos inversores se preguntan por qué el oro, uno de los activo refugio por excelencia, no está actuando como tal en este contexto de máxima incertidumbre, temor e incluso miedo. El oro marcó máximos de 7 años este mismo mes, concretamente el pasado 8 de marzo, y desde ese momento ha caído un -11%. La explicación es que los inversores, ante tales desplomes de las Bolsas, han preferido vender sus compras de oros que tenían como cobertura a la renta variable y de ésta manera, aunque pierden por sus acciones de compañías, al menos ganan por la venta del oro logrando compensar en parte esta sangría. Y es precisamente ese elevado volumen de ventas de oro lo que ha motivado la caída de su cotización. Además, el oro suele caer en la fase inicial de los mercados bajistas y luego se recupera. Por cierto, la plata ha caído a mínimos de 2009 y el platino marcando mínimos históricos.

El mercado de divisas también vive momentos significativos, como los mínimos de 1985 que registra la libra esterlina, el desplome del 20% de la corona noruega y del 30% del dólar australiano. Las caídas se precipitan por la búsqueda de refugio de los inversores en el dólar, que firmó su mejor semana desde la crisis de 2008. La Fed comunicó la creación de líneas de canje adicionales para proporcionar liquidez en dólares a varios países (Australia, Brasil, Dinamarca, Corea del Sur, México, Noruega, Nueva Zelanda, Singapur y Suecia) para satisfacer la fuerte demanda del billete verde en todo el mundo. Brasil, Rusia y México han visto caer sus monedas la pasada (el dólar subió más de un 5% frente al real brasileño, un 9,2% frente al rublo ruso y un 11% frente al peso mexicano).

Los Bancos Centrales se han puesto las pilas y los Gobiernos no iban a ser menos, ya que hay un objetivo muy claro: frenar de manera urgente el tremendo impacto económico del coronavirus que nos espera. EE.UU y Alemania están ya preparando intensos programas de estímulo y ayuda equivalentes al 10% de sus PIB.

Suscríbase (es gratuito) y así recibirá cómodamente y en tiempo real en su correo los artículos que se vayan escribiendo. Pinche aquí para suscribirse

Mis servicios

Dirigidos a toda persona interesada en los mercados financieros, tanto los que quieren empezar poco a poco y aprender, como los que llevan ya tiempo invirtiendo. Todo ello explicado de manera sencilla y amena, con el objetivo de que toda persona lo entienda independientemente de sus conocimientos o experiencia.