Ismael De La Cruz

Entendiendo el tema de la creación de una moneda alternativa al euro, mini bots

En Italia siguen a cuesta con el tema de crear una moneda alternativa al euro, lo que vendría a ser algo similar a un pagaré público con la intención de utilizarla como medio de cambio. En realidad no es algo nuevo, viene del año pasado este tema de emitir pequeños pagarés mediante el Tesoro Público para liquidar los pagos atrasados de la administración con los proveedores. Para identificar este nuevo medio de pago vamos a  identificarlo desde ahora en adelante con el término mini-BOT. Una característica es que pasarían a actuar como una moneda paralela al euro en un claro intento de sortear y esquivar las limitaciones de gasto y deuda impuestas por la Unión Europea. 

¿Pero por qué se vuelve ahora a hablar de todo ello? Pues porque hace días el parlamento de Italia dio el visto bueno a una votación pidiendo al Ejecutivo que considerase el uso de los mini-BOT como una forma de pagar sus deudas a los proveedores. Así de sencillo y de delicado a la vez, porque es una clara afrenta de cara a poner cimientos para el día de mañana facilitar la salida de Italia de la Eurozona.

Y es que es cierto que una divisa de curso legal solo puede crearse por ley, pero también lo es que iría en contra del  tratado sobre el euro. El propio Banco de Italia ha reconocido públicamente que no sería una moneda de curso legal y violaría las disposiciones de los tratados europeos sobre la emisión de dinero. Como comprenderán, las posibilidades de que esta medida salga adelante son remotas, al menos a día de hoy. El propio Tesoro también salió a la palestra diciendo que no hay necesidad de crear estos pagarés, y que no se están considerando ninguna medida para afrontar los retrasos en los pagos de las administraciones públicas.

¿Cual es el origen de este problema? El acuerdo de gobierno entre M5S y Lega incluía un compromiso para intentar hacer alguna cosa que lograra  aliviar la enorme  deuda con los proveedores y ciudadanos italianos. Ahí llegamos a los mini-BOT (bonos a corto plazo del Tesoro italiano que tendrían un valor pequeño (entre 1 y 100 euros). De esta manera el Estado crearía unos títulos sin intereses y sin vencimiento que entrega a los proveedores con los que tiene una deuda.

Claro, el objetivo es que también sirvan para pagar impuestos y en esta cuestión es donde surgen los problemas y dificultades, ya que si el Estado lo acepta para pagar impuestos entonces los negocios privados (comercios, tiendas, bares, restaurantes, gasolineras, etc) también se animarían a aceptarlos como medio de pago, por lo que estaríamos ante un sistema paralelo de pagos o lo que es lo mismo, una nueva moneda de curso legal. Y si están pensando en Bitcoins como algo similar y que en cambio sí se acepta, ya les aviso que es un tema diferente, puesto que los Estados no permiten pagar impuestos con criptomonedas.

Llegados a este punto del artículo, seguro que conocen la respuesta a la siguiente pregunta: ¿Para qué quiere el Gobierno italiano un sistema de pagos paralelo al euro para saldar su deuda? Evidentemente porque no tienen suficiente dinero.

El BCE se ha pronunciado al respecto y fue tajante: un mini-BOT solo puede ser deuda o una moneda paralela. O bien son divisas, y por lo tanto son ilegales, o son deudas, y por lo tanto el stock de deuda aumenta (supera el 132 % del producto interior bruto).

Pero calma, Italia no está ahora mismo centrada en crear una moneda paralela, aunque ha dado los primeros pasos políticos, y en caso de que en el futuro decidieran hacerlo ya habrían colocado un primer cimiento al abrir el debate político.

Y siguiendo con el tema de creación de monedas, aunque no tiene nada que ver con el asunto italiano, ahora llega Brasil y su presidente confirma que hay conversaciones con Argentina para crear una moneda común como primer paso para establecer una unión monetaria en el Mercosur y se podría llamar «peso real” (jugando con el nombre de las divisas argentina y brasileña). Pese a ello, el Banco Central de Brasil dice que no existe ningún estudio o informe para la creación de una moneda común con Argentina y el ministro de Hacienda argentino dice que se trata solo de una idea que no tiene plazos concretos. Bueno, en lo que coinciden ambos países es que una moneda común lograría una mayor estabilidad y un mayor comercio entre ambos países.

¿Le gusta el blog? Pues suscríbase (es gratuito) y así recibirá cómodamente y en tiempo real en su correo los artículos que se vayan escribiendo. Pinche aquí para suscribirse

Tags: ,

A %d blogueros les gusta esto: