Ismael De La Cruz

Entendiendo el impeachment contra Donald Trump

La presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, ha cedido a las presiones y ha anunciado que el Congreso iniciará un proceso formal de impeachment contra el presidente del Gobierno, Donald Trump. ¿El motivo? Las informaciones sobre que Trump presionó al presidente ucraniano para que investigase al exvicepresidnete demócrata y posible candidato a la Casa Blanca en 2020, Joe Biden, y su familia. Pese a que el proceso se apruebe en la Cámara de Representantes, es muy poco probable que pase el corte del Senado, de mayoría republicana.

La palabra impeachment o impugnación, tiene su origen en el derecho anglosajón (Gran Bretaña y USA). Hace referencia al proceso mediante el cual se puede llegar a destituir a un Presidente. Concretamente, en el caso de la Constitución norteamericana (está recogido desde su aprobación en el año 1789 y motivado de las leyes coloniales inglesas) se detalla que el presidente, vicepresidente y todos los funcionarios civiles de los Estados Unidos, serán separados de sus puestos al ser acusados y declarados culpables de traición, soborno, abuso de poder, cohecho u otros delitos y faltas graves.

Es la Cámara de Representantes la que ha de posicionarse y votar a favor del inicio del impeachment. Posteriormente, el Comité Judicial abre una investigación para esclarecer la veracidad de los delitos. En el caso de que existan indicios suficientes para ello, la Cámara votará de nuevo y si gana el «sí» la papeleta o la responsabilidad, para entendernos, la última palabra, estará en el centenar de senadores (se requiere dos tercios o más de los votos).

Por tanto, y simplificando el tema en cuestión, la Cámara de Representantes tiene la votación inicial. Si es aprobada por mayoría, el proceso pasa al Senado y para aprobarse la destitución se requiere el voto favorable de dos tercios del Senado.

Es más, incluso atendiendo a la Enmienda número 25 de la Constitución norteamericana, el vicepresidente puede informar por escrito a la Cámara y al Senado que el Presidente del país no está capacitado para el cargo.

De todas maneras, hay que tener claro que aún en el caso de que un Presidente sea destituido por el impeachment (en cuyo caso no cabe la posibilidad de apelación), no se producirían elecciones, tan sólo habría una sustitución, en este caso la del Presidente por el Vicepresidente.

En toda la historia de los Estados Unidos únicamente ha habido dos impeachments, que tienen en común que el proceso fue aprobado por la Cámara de Representantes pero sin embargo rechazado por el Senado:

* En 1868 a Andrew Johnson, que fue vicepresidente con Abraham Lincoln. El impeachment surgió tras una serie de acusaciones acerca de que quería quitarse del medio al secretario de Guerra, Edwin Stanton y además sin informar al Senado. La Cámara de Representantes votó y tras muchas discusiones, un sólo voto marcó el resultado final a favor de Johnson (el de Edmund G. Ross tras declararse indeciso).

* En 1998 a Bill Clinton por el escándalo sexual con Monica Lewinsky (una grabación demostró la veracidad de los hechos ). La Cámara de Representantes aprobó dos artículos de la acusación contra el Presidente por perjurio y obstrucción a la justicia. Finalmente, Clinton no fue declarado culpable de perjurio por una votación de 55 votos frente a 45, y hubo un empate en el cargo de obstrucción a la justicia.

* En 1974 el caso Nixon no terminó en impeachment, pero sí que dimitió por la sombra alargada del proceso debido al escándalo de espionaje Watergate (Nixon poseía cintas con grabaciones de conversaciones en la Casa Blanca). Para ser más concretos, las acusaciones eran obstrucción a la justicia, abuso de poder y no cumplir con los requerimientos del Congreso. Finalmente dimitió en el verano.

Hágase socio del blog y acceda a información exclusiva. Pinche aquí para ver todas las ventajas que obtendría

¿Le gusta el blog? Pues suscríbase (es gratuito) y así recibirá cómodamente y en tiempo real en su correo los artículos que se vayan escribiendo. Pinche aquí para suscribirse
 

Tags:

No hay comentarios

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: