Ismael De La Cruz

Empresas españolas expuestas a la crisis de Argentina tras el Lunes Negro

La victoria del peronista Alejandro Fernández en las elecciones primarias del domingo dejan al candidato con la victoria en las presidenciales de octubre prácticamente asegurada. Pero todo ésto ha tenido terribles efectos en los mercados y en las sucursales bancarias del país. Pero Fernández solo ganó una elección virtual que deberá revalidar el 27 de octubre. El traspaso de poderes se realizará seguramente el 10 de diciembre.

Se pasó de la euforia al derrotismo. El viernes, un sondeo difundido por el Gobierno hizo creer que Macri empataría las primarias y ganaría con cierta holgura en octubre. La reacción fue de euforia, con subidas de todos los indicadores. pero la tozuda realidad es que Fernández se hizo con el 47% de los votos y Macri con el 32%.

Lunes negro le han llamado, y la verdad es que no les falta razón. Los números hablan por sí solos: La bolsa de Argentina cayó -37%, algunas compañías cotizadas cayeron -50%, el bono aumentó su rentabilidad al 12,4% y el peso argentino se depreció un -32% frente al dólar (el peso es, de la peor moneda de todos los países emergentes frente al dólar este año con pérdidas acumuladas que ya rebasan el 20%). El Banco Central del país se vio abocado a subir los tipos de interés desde el 53,5% al 74% para frenar la devaluación de su divisa. Los bonos argentinos que cotizan en Europa subieron 300 puntos y los CDS (seguros que miden lo que cuesta asegurarse contra el impago de un bono) volaron al alza literalmente y reflejan que la probabilidad de un default en los próximos cinco años está en el 75% (antes del domingo se situaba en el 49%).

Y es que los inversores huyen de los activos argentinos ante el riesgo de nuevos controles de capitales o un impago de la deuda, así de sencillo. El país no está bien, está en recesión con una caída del PIB en 2018 del 2,5% y una inflación del 55% y no olvidemos que el país tiene mucha deuda en moneda extranjera con vencimiento, 30.000 millones de euros (14.000 en vencimientos de deuda en divisa extranjera + 16.600 en deuda en pesos).

Y no sólo las reacciones se han hecho ver en los mercados, en las calles también, porque los ciudadanos han entrado en pánico ante la posibilidad de perder casi una cuarta parte de sus ahorros por el efecto sobre el tipo de cambio, de manera que han ido en masa a los bancos para cambiar sus monedas a dólares, provocando un caos y que el sistema se colapse.

¿Pero por qué esta reacción tras las elecciones? Pues porque aunque el candidato a presidente del peronismo, Alberto Fernández, tiene un perfil moderado, los mercados desconfían de su candidata a vicepresidenta, Cristina Fernández de Kirchner ( presidenta entre 2007 y 2015). Resumiendo se podría decir que los inversores temen que el peronismo adopte decisiones que restrinjan el libre comercio, como posibles controles de capitales, de precios y abandono del plan de ajuste que Mauricio Macri acordó en su día con el Fondo Monetario Internacional tras solicitar un rescate por valor de 57.000 millones de dólares el año pasado.

¿Le afecta todo ésto a las compañías cotizadas españolas? Sí, algunas. Las que peor reaccionaron fueron Prosegur (-12,5%) y su filial Prosegur Cash (-11,5%) Codere (-6,61%) tampoco se libró porque Argentina es su principal mercado con un 23% de sus ingresos. Dia en cambio se salvó de la quema, cuenta con 950 tiendas y es el tercer país más importante para la compañía (por detrás de España y Brasil). Banco Santander (-1,77%) es el principal banco privado de Argentina pero su exposición no es muy elevada, ya que genera en Argentina el 6,9% de los ingresos totales. BBVA (-3,61%) lleva 23 años allí con la compra de Banco Francés. Para Telefónica (-1,43%), Argentina representa un 5% de sus ingresos y tiene 24 millones de clientes en el país. Naturgy (-0,1%) tiene una participación del 70% sobre Gas Natural BAN, que el lunes se dejó un 12% en los mercados argentinos. Mapfre (-0,5%) tiene una exposición menor, ya que aproximadamente el 1,2% de sus ingresos proceden del mercado argentino, razón por la que está capeando muy bien el temporal.

¿Le gusta el blog? Pues suscríbase (es gratuito) y así recibirá cómodamente y en tiempo real en su correo los artículos que se vayan escribiendo. Pinche aquí para suscribirse
 

A %d blogueros les gusta esto: