El S&P500 y las dudas en el seno de la Reserva Federal

Análisis del futuro S&P500

Análisis del futuro S&P500

 

Las últimas referencias macro en Estados Unidos no fueron todo lo buenas que cabría esperar, asistimos a la caída de los precios de importación, de las ventas minoristas, del índice manufacturero de la Fed Philadelphia, de los gastos en construcción, el ISM manufacturero descendió a 55,5, el PMI manufacturero bajó a 53,9, las peticiones semanales de subsidio por desempleo. La parte positiva es que el índice ISM de Nueva York subió a 673,8, al igual que la confianza del consumidor y las ventas de viviendas, por no olvidar que la economía del país lleva 50 meses consecutivos mejorando en el empleo. Por tanto, la economía norteamericana, en líneas generales, va bien, sobre todo en el tema de la reducción del desempleo.

La FED no ve con malos ojos la caída del petróleo (y eso que el fracking es rentable hasta cierto punto, por debajo de un precio del barril de crudo deja de serlo), ya que consideran que las familias gastarán menos energía y lo asemejan a una especie de rebaja de impuestos que podría reactivar el consumo. ¿Aceptamos pulpo como animal de compañía?

Pero el tema que continúa centrando todas las miradas es el de cuándo procederá la Reserva Federal a subir los tipos de interés (llevan en niveles del 0% desde diciembre del 2008). En realidad existe una cierta disparidad de criterio en el seno de la FED. Por un lado, Charles Evans y Kocherlakota que son de la opinión de que la subida debería de producirse en el 2016, entre otras razones por la ralentización del crecimiento salarial unido a la inflación en niveles bajos. Por otro lado está Lockhart que es partidario de que se produzca a mediados del 2015 o algo más tarde. Realmente fue esta disensión lo que provocó que el dólar cayese el pasado viernes.

La cuestión es que tras la publicación de las Actas de la FED se puede extraer un primer mensaje: la entidad mantendrá aún los tipos de interés bajos, como mínimo hasta el próximo mes de abril. Y un segundo mensaje: pese a que la inflación sigue siendo reducida, no será un problema para subir los tipos.

En mi opinión, veremos subidas de tipos de interés este año

El futuro S&P500 mantiene en vigor la tendencia principal alcista pese a los recortes últimos. Realmente son descensos en el corto plazo enmarcados en un contexto principal alcista. De todas formas, conviene tener en cuenta que para el corto plazo, mientras siga por encima de los 1966 puntos no debiera de haber debilidad, es el primer soporte en el camino, aunque no es fuerte.

Por arriba poco ser puede decir, ya que solo existe una resistencia como referencia, concretamente en los 2087,50 puntos, puesto que por encima ya hablaríamos de nuevos máximos históricos.

En la parte privada del blog se van analizando y actualizando cada día los mercados, tanto para intradía como para swing (no intradía).

Foto cortesía de Free Photo Bank

Mis servicios

Dirigidos a toda persona interesada en los mercados financieros, tanto los que quieren empezar poco a poco y aprender, como los que llevan ya tiempo invirtiendo. Todo ello explicado de manera sencilla y amena, con el objetivo de que toda persona lo entienda independientemente de sus conocimientos o experiencia.

Tags: , , , , ,

9 Respuestas to “El S&P500 y las dudas en el seno de la Reserva Federal”