Continúan las caídas en el petróleo

Continúan las caídas en el petróleo

 

El petróleo continúa su incesante caída. A las razones expuestas en el anterior artículo hay que añadir ahora otra más no menos importante que está llevando a los tipos de crudo a hundirse, como es el caso del Brent y del West Texas.

Antes de entrar en materia, veamos rápidamente en qué consiste cada tipo de petróleo:

– Brent: es el petróleo de referencia en el mercado europeo y su nombre se debe debe a un yacimiento petrolífero del Mar del Norte descubierto en el año 1972 por Shell. Es un petróleo de alta calidad que comenzó a cotizar como futuro en 1988 en Londres. Se negocia en dólares y el movimiento mínimo es de un centavo de dólar.

– West Texas: es el petróleo de referencia para el mercado de Estados Unidos, cotizando en Nueva York con mucha liquidez. Es un crudo con una calidad superior a la del Brent, con menor contenido en azufre y por tanto más fácil refino.

Observen el dato, la gasolina bajó en torno a un 6,5% y en cambio el petróleo cayó un 25%. Ya conocen el efecto plumas y cohetes, que cuando el crudo baja la gasolina baja solo un poquito, en cambio cuando el crudo sube la gasolina asciende como la espuma.

Se supone que en esta ocasión el motivo es que las petroleras aluden a la fuerte depreciación del euro frente al dólar, puesto que compran el petróleo en dólares y lo venden luego en euros. Pero la realidad es que las petroleras acusaron fuertemente la crisis económica y pretenden mantener los márgenes de ganancias, así de sencillo.

Curiosamente, las petroleras siempre se defienden diciendo que es un error fijarse en la evolución del petróleo para tomarla como referencia de la evolución que tendrá la gasolina, que en lo que hay que fijarse es en la cotización del precio del futuro de gasolina y gasóleo. Pues resulta, como bien recogen varios medios de comunicación, que la cotización del gasoil en el mercado de futuros de Londres baja un 20% en los últimos 3-4 meses. Por tanto, el petróleo cae un 25%, el futuro gasoil cae un 20%, pero la gasolina sólo un 6,5%.

En el último artículo que escribí acerca del petróleo, les expuse las causas de su caída. Para aquellos que no leyesen el artículo les resumo brevemente dichas causas:

– El fuerte incremento de las reservas de petróleo a nivel mundial.

– La ralentización de la demanda por el oro negro.

– El miedo a que la economía europea vuelva a entrar en recesión.

– El avance de Estados Unidos hacia la independencia energética.

– Arabia Saudí redujo el precio de sus exportaciones de crudo a Asía a niveles no vistos en seis meses después de que el Fondo Monetario Internacional rebajase sus proyecciones acerca de la evolución de las economías mundiales.

– Las fuerte apreciación de dólar norteamericano frente al resto de divisas. El dólar está correlacionado con el petróleo, ya que Estados Unidos es uno de los principales consumidores de petróleo a nivel mundial y unos de los principales importadores. Además el petróleo cotiza en dólares americanos. Por lo general, existe una correlación negativa, es decir que cuando el precio del petróleo sube, el dólar estadounidense cae, y viceversa.

A todo esto hay que añadir lo sucedido esta misma semana, que el mayor productor de crudo de la OPEP, Arabia Saudí, comunicó una rebaja oficial en el precio de exportación a Estados Unidos. Y por supuesto, que la desaceleración de China y de Europa merma la de demanda de oro negro.

En el último análisis del futuro petróleo les comenté que podríamos ver un freno en la caída que podría permitir aprovechar un rebote al alza si el precio llegaba a la zona de 76,40-77,96 dólares. El martes llegó, rebotando por el momento 295 pipos hasta 79,35 dólares.

La tendencia principal sigue siendo bajista y no habrá más debilidad y recortes mientras se mantenga por encima de los 76,40 dólares. El siguiente soporte donde podríamos tener otro rebote al alza sería en los 69,10 dólares.

Foto cortesía de Free Photo Bank

Mis servicios

Dirigidos a toda persona interesada en los mercados financieros, tanto los que quieren empezar poco a poco y aprender, como los que llevan ya tiempo invirtiendo. Todo ello explicado de manera sencilla y amena, con el objetivo de que toda persona lo entienda independientemente de sus conocimientos o experiencia.