Ismael De La Cruz

El precipicio espera pacientemente

Sesión de infarto. Caídas muy duras, sin descanso, sin piedad. Los inversores siguen atónitos viendo que solo llegan malas noticias, ninguna esperanzadora para las economías.

Las caídas se han debido a dos factores:

– La dimisión del economista jefe del BCE. Aunque alega motivos personales, ya les decimos que no, la realidad obedece a que estaba en desacuerdo con la política del BCE de comprar deuda pública del “grupo de la muerte”, es decir, España, Grecia, Italia y Portugal.

– El rumor de que Grecia caerá en default (quiebra) este fin de semana. Es un rumor, pero algunos se hacen realidad. Por ello, Alemania se ha puesto manos a la obra para recapitalizar a sus entidades bancarias, ya que las pérdidas a las que tendrían que hacer frente alcanzan el 50% por ser tenedores de bonos griegos. La idea sería echar mano del fondo de rescate que crearon hace 3 años para la banca.

El euro sigue muy débil. Tras las palabras de Trichet comentando el débil crecimiento de la economía de la zona euro, la divisa comunitaria está sufriendo. En la paridad Eur/Usd y Eur/Jpy hoy hemos asistido a un espectáculo en forma de sangría.

No hay comentarios

Puede comentar el artículo si lo desea