El error de elegir fondos atendiendo a sus rentabilidades pasadas

La mayor parte de los inversores, así como los medios de comunicación centran de forma obsesiva su atención en los fondos que están obteniendo rentabilidades más elevadas sin entrar a mirar en detalle, qué tipo de inversiones están generando tales rendimientos.

En muchas ocasiones los inversores compran estos denominados Fondos calientes buscando su atractiva rentabilidad y sucumbiendo a una tentación. difícil de controlar.

Es una decisión incorrecta elegir un fondo de esta manera. Diferentes estilos de inversión, sectores, industrias pasan a ser adorados y repudiados entre los inversores en cada momento, de manera que podemos encontrarnos con fondos con buenas rentabilidades concentradas en un breve periodo de tiempo simplemente por estar posicionado en el momento correcto (tecnológicas en los noventa).

Lo que puede estar de moda ahora tiende a desaparecer en algún momento. Es por ello que centrar la decisión de inversión en la rentabilidad a corto plazo es equivalente a decir que donde hay humo hay fuego.

Varios estudios han demostrado que comprar Fondos calientes tanto de acciones como de bonos tiene un precio, un precio mucho mayor en el caso de los fondos de acciones de elevada volatilidad. Morningstar calculó que para fondos de pequeñas compañías de crecimiento se perdía en torno a 1.8 % anual a lo largo de un periodo de cinco años frente a simplemente realizar la inversión mediante aportaciones sistemáticas de forma mensual.

A pesar de que nuestra mente tiende a fijarse en los retornos fuera de la media, es importante centrarse en fondos consistentes que queden fuera del radar y no llamen tanto la atención. Fondos que ofrezcan confiabilidad y estabilidad, lo cual se traduce a largo plazo en rentabilidad.

Un fondo consistente es aquel que permanece en los tres primeros deciles de su categoría de un año para otro. Muy pocos lo hacen a largo plazo, pero es preferible una estabilidad dentro de su categoría que pasar del primer decil al último de un año para otro.

Es habitual encontrar en la prensa económica la publicación de ranking de fondos por periodos a 36 y 12 meses, ordenados por rentabilidad en cada categoría. La frase “rentabilidades pasadas no garantizan rentabilidades futuras” figura en casi todos los folletos comerciales de los fondos. No obstante, ya sea por el hecho de que en otros ámbitos, como el deportivo, los mejores del ranking siguen en los primeros puestos durante varias temporadas, o porque muchos inversores no pueden o no se les ocurre mirar otros criterios de selección, la rentabilidad histórica del fondo es un factor que se tiene muy en cuenta a la hora de comprar fondos.

Muy interesante el estudio Persistence Scorecard elaborado por S&P que analiza la consistencia a lo largo de los años de los fondos de inversión americanos de renta variable de gestión activa. Según este estudio publicado en junio de 2017, de los 585 fondos existentes en marzo de 2013, sólo el 0,34% de estos se mantenía en el primer cuartil tras cinco periodos consecutivos de 12 meses. Si nos focalizamos más en fondos más afines al perfil de inversor español –fondos domiciliados en Europa, no solo de renta variable y principalmente mixtos conservadores– el resultado es parecido al obtenido con el análisis de los fondos americanos.

Con datos de rentabilidad a doce meses, no queda fondo, dependiendo de la categoría, que se mantengan en el primer cuartil, pasados tres o cinco años. Es decir, no hay fondos que todos y cada uno de los años, estén entre el 25% de los mejores durante cinco años seguidos. Así pues, parece que los rankings a 12 meses no son muy útiles para seleccionar fondos y tampoco parece una medida adecuada para ver cómo de buenos son los fondos que tenemos en cartera. Una conclusión particularmente relevante en fondos mixtos: algunos productos pasan de estar un año en el primer decil a estar en los últimos el año siguiente.

La experiencia demuestra que los inversores que toman decisiones de inversión a base de rentabilidad en el corto plazo terminan mermando su capital de forma considerable. Es mejor huir de la manada y apostar por la consistencia con el objetivo de ser exitoso a largo plazo que es donde se mide la valía del inversor.

Mis servicios

Dirigidos a toda persona interesada en los mercados financieros, tanto los que quieren empezar poco a poco y aprender, como los que llevan ya tiempo invirtiendo. Todo ello explicado de manera sencilla y amena, con el objetivo de que toda persona lo entienda independientemente de sus conocimientos o experiencia.

No hay comentarios

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: