Ismael De La Cruz

El efecto contagio

Portugal se está convirtiendo en el nuevo punto de ebullición de la crisis de la zona euro, una nueva precupación cuando el tema de Grecia continúa vigente. La rentabilidad de sus bonos públicos a dos años sigue creciendo y volvió a marcar un nuevo récord al superar el 20% y su deuda a largo plazo llegar al 17%.

El temor será en el mes de junio, cuando Portugal debe de afrontar vencimientos de deuda por valor de 10.000 millones de euros. Y no olvidemos los efectos que produce en otros países. Por ejemplo en España, que es el país de la zona euro cuyos bancos son los más expuestos a Portugal.

Tengan en cuenta que su curva de tipos sigue invertida, lo que alerta de un elevado riesgo de impago. Además, lo normal es que la deuda de largo plazo tenga una rentabilidad mayor que la de corto plazo (ya que a mayor plazo aumenta el riesgo), pero en el caso de Portugal es al revés. Este hecho indica que los mercados ya descuentan poco a poco que el país luso terminará en suspensión de pagos, hecho que a día de hoy se le otorga un 75% de psobilidades de que así sea, uniéndose a Grecia cuyas posibilidades se encuentran en el 85%.

El sector bancario europeo sigue tocado, pero no hundido. De hecho, van a duplicar el volumen de los fondos solicitados al BCE en la próxima subasta de liquidez con vencimiento a tres años del 29 de febrero. Y es que el BCE desde que tiene a Mario Draghi al frente, ofrece una gran facilidad de crédito a la banca europea, pudiendo las entidades solicitar liquidez ilimitada, con vencimiento a tres años y con un tipo de interés muy bajo. Esta oportunidad está siendo aprovechada por los bancos para comprar bonos soberanos de países periféricos de la zona euro, ya que ofrecen buenas rentabilidades y mayor estabilidad.

En cuanto a USA, el PIB ha decepcionado a los mercados, ya que se esperaba un 3% y finalmente se confirmó un 2,8%. En principio, el escenario para el 2012 no es positivo, aunque mejor que si lo comparamos con la zona euro. El crecimiento de la economía norteamericana está siendo demasiado lento, le cuesta demasiado dar un ligero tirón. Es por ello que la FED aplazó hasta el 2014 la fecha para comenzar a subir los tipos de interés. De seguir así la coyuntura de la economía de USA, no sería extraño presenciar una nueva ronda de estímulo monetario, un Quantitative Easing (QE3).

Un apunte acerca del petróleo. Las tensiones del Irán y la amenaza del cierre del estrecho de Ormuz está afectando al suministro de petróleo de Europa y como es lógico también a su precio. Los países más perjudicados son España, Italia y Grecia (ya saben el dicho popular de que a perro flaco todo son pulgas). Tengan en cuenta que una sexta parte del petróleo que se consume en el mundo atraviesa el estrecho.{jcomments off}

No hay comentarios

Puede comentar el artículo si lo desea