Ismael De La Cruz

El desamor y la pre-relación

Hoy, en la sección Premium, varios mercados han llegado a niveles que se indicaron anoche de cara a la sesión de hoy:

– Dax: rebote a la baja en 6162 (está bajando de momento 41 pipos).

– Eurostoxx rebote a la baja en 2370 (bajó 14 pipos).

– SP500 rebote a la baja en 1261,25-1261,75 (está bajando de momento 13 pipos).

– Gbp/Usd: rebote a la baja en 1,5709 (está bajando de momento 28 pipos).

Antes de entrar a fondo en tema de mercados y de economía, si me lo permiten, voy a comentarlas 2 cuestiones acerca de mi filosofía de trading:

1º) Leí el fin de semana un buen artículo de Eduardo Punset, al cual siempre he admirado y seguido. En dicho artículo, decía, entre otras muchas cosas, que lo mejor para superar el desamor es volver a enamorarse, que hay que ver el lado positivo de un desencuentro amoroso, que no es otro sino pensar en que la finalización de un amor equivocado abre la perspectiva de no seguir sufriendo por alguien que ya no te quiere o había agotado su capacidad de amar.

En definitiva, hablaba de que frente al desamor es imprescindible desaprender. Cuando recibo a personas, una de las cosas que siempre empiezo diciiéndoles es que han de venir con la mente abierta y vacía, desaprender todo lo que sabían o creían saber del trading. Han de estar plenamente receptivos para poder acumular una información totalmente nueva y que en modo absoluto se esperan.

Es como en la autoescuela cuando te vas a sacar el carnet de conducir. Los profesores siempre dicen que el alumno ideal es aquél que nunca ha conducido, ya que el que sabe conducir porque desde jovencito su padre le enseñó, llega con vicios adquiridos que le costará mucho poder subsanar. Desaprender, la clave.

En este mundo, en esta profesión, desaprender es fundamental. El dato oficial es que el 95% de las personas pierden dinero a final de año al operar. ¿Esto qué significa? Sencillamente que lo que utiliza todo el mundo para operar no es lo idóneo. Yo de hecho, en mi operativa personal, no utilizo nada de lo que encontrarán en ningún libro, ni en foros, ni en webs, etc. Pero este es otro tema que será debidamente tratado en otro momento y en otro lugar.

2º)Las relaciones sentimentales entre las personas tienen algunas cosas que se pueden extrapolar a la relación del inversor con los mercados bursátiles. En una relación, o mejor dicho, antes de comenzar una relación, el hombre (y digo el hombre porque he de posicionarme y yo no soy una mujer, evidentemente) ha de saber si es él el que ha de marcas los tempos y el timming o bien es mejor ceder a la mujer esta cuestión.

Es una cuestión que depende de la personalidad que tenga cada mujer, la forma o modo a través del cual se hayan conocido, etc. Hay mujeres que si las presionas o vas demasiado rápido, terminan por agobiarse y adiós. Hay otras que si no marcas el paso puedes tirarte la eternidad esperando pasar a formar una relación.

En la vida, adaptarse es sobrevivir. En las prerelaciones exactamente igual. Atrás quedó la postura del gallito o del machito que, por ser hombre (y machista) cree que él manda y él marca el timming y la mujer no pinta nada en esa decisión. La vida evoluciona, y nosotros con la vida.

Hoy en día las cosas se hacen diferente. Adaptarse es la clave. Analizar como es una mujer, su personalidad, sus gustos, su filosofía de vida. No se necesita más información. En función de ésto, sabremos si marcar los pasos o dejar que ella los marque Y créanme, es la diferencia entre ganar o perder, entre empezar una relación o no.

Pues bien, en los mercados bursátiles, la situación es idéntica. El inversor ha de elegir primero el mercado que le gusta, que es compatible con su personalidad, filosofía y forma de vida (igual que cuando elegimos a una chica). Una vez elegido el mercado, llega el momento del cotejo, de confrontar las compatibilidades, de comenzar a operar y ver si realmente nuestro análisis a la hora de buscar un mercado ha sido correcto.

Y llegamos al momento cumbre, el timming y el tempo. Al igual que cuando conocemos a una chica, dependiendo del mercado (y previo análisis del mismo) debemos de saber si a la hora de operar en él conviene dejarle marcar el timming o podemos marcarlo nosotros mismos.

Mercados donde cedo el tempo son el Dax y las divisas. ¿Por qué? Porque son mercados rápidos, de movimientos jugosos y explosivos. Un paso en falso y no perdona (siguiendo con la comparativa o metáfora de las chicas, es igual, si cometes un paso en falso con una chica con caracter o personalidad no hay perdón, date por perdido).

En cambio, hay otros mercados, en los que no es necesario ceder el timming, ya que son mercados tranquilitos y un error es perdonado sin mayores consecuencias. Ejemplo son el Eurostoxx, el Bund, el SP500.

¿Qué quiero decir con ceder o no ceder el timming? Básicamente, que en mercados tranquilitos me puedo permitir anticiparme a un movimiento. Si finalmente es un amago y no sale bien, al ser mercados no explosivos, puedes salirte sin problemas y sin apenas daño. En cambio, en los mercados explosivos, anticiparse a los movimientos sin ningún filtro de seguridad que pueda darnos mayor seguridad, es peligroso, cada error se paga y caro.

Bueno, una vez he dejado divagar mi mente y he filosofado un poco con ustedes, pasemos a los mercados en sí…

La crisis económica, en realidad una crisis estructural con diversos apéndices (crisis de deuda, crisis de confianza, crisis bancaria) está actuando de manera asimétrica en los diversos países afectados.

Por un lado están los países que han hecho mejor sus deberes (Alemania, Austria, Holanda, Finlandia) y conservan su triple A. Este grupo exige al resto un mayor ajuste y control de los gastos.

Por otro lado tenemos los países rescatados (Grecia, Irlanda, Portugal). Irlanda es con diferencia quien mejor está sabiendo hacer las cosas, Grecia simplemente es lamentable.

El siguiente grupo lo conforman los países que están bordeando el abismo (Italia y España) y que de momento lo han sorteado bien gracias a la compra masiva de sus bonos por parte del BCE en el mercado secundario de deuda.

Por último, el grupo de los “voy a mi aire” (Inglaterra). Se opone a cualquier modificación de los Tratados que implique mayor cohesión y, en definitiva, huye de todo lo que lleva aparejada la palabra Europa.

En este escenario, sigue latente la idea de crear un banco malo para “meterle” los activos tóxicos y así dejar “limpias” a las entidades financieras. El principal problema, en mi opinión, ha estado en que no se ha sabido evaluar el valor real de los activos tóxicos y la incidencia que éstos tenían en cada entidad financiera. Es por ello que en muchos casos, las medidas adoptadas (inyecciones de liquidez, rescates) han sido insuficientes.

La idea es que con la creación de un banco malo, en el caso de España por ejemplo, sería el Estado el que compraría a las entidades los activos tóxicos inmobiliarios, que recordemos que están valorados a niveles anteriores a la crisis, de ahí que si se sacan de los balances de los bancos, éstos necesitarían menos financiación y, en principio, podrían volver a conceder créditos.

Sería el Estado el que asumiría el precio de adquisición emitiendo deuda pública en nombre del banco malo, pero con la garantía del Estado.

De momento, el planteamiento que el jueves les indiqué para la renta variable sigue su curso. Comenté que no advierto debilidad en swing trading en los mercados mientras el futuro SP500 se mantenga por encima de los 1153 puntos, ya que. en principio, podría tener camino libre a los 1280-1283 puntos, zona donde podría frenarse y oxigenarse el mercado.

De momento ha llegado a los 1263 puntos (el viernes) y hoy la sesión está siendo también alcista.

El futuro Nasdaq continúa su escalada alcista. La primera proyección la tengo situada en los 2360 puntos. La siguiente estaría en los 2400 puntos donde podría oxigenarse y abre la posibilidad de que se pueda aprovechar el posible recorte.

El futuro Dow Jones llegó el viernes a la resistencia de los 12175 puntos, de hecho fue el máximo del día, y rebotó 175 pipos. Mientras no rompa esta barrera no tendremos continuidad al alza. Así pues, salvo que se esté con un stop ganador ya colocado y cierto colchón de margen, para entrar largo sería preferible esperar a dicha rotura.

El ratio Put/Call indica que el sentimiento de los inversores sigue siendo alcista, pero sin un exceso de confianza, ya que está en 0,94. Si fuese superior a la unidad, indicaría expectativas bajistas, porque el número de opciones de venta put adquiridas superaría al de opciones de compra call compradas.

La volatilidad del Vix se encuentra por debajo de 30, en 27,50. Todo lo que sea inferior a 30 ayuda a frenar recortes en la renta variable. No obstante, para empezar a formar un suelo y un giro, se requiere lecturas al menos de 20 e inferior. El resto de indicadores de volatilidad (VXO, VXN, RVX) están alineados y confirmando lo que indica el VIX.

No hay comentarios

Puede comentar el artículo si lo desea