El BCE y Mario Draghi mueven ficha

El BCE y Mario Draghi mueven ficha

 

El  Banco Central Europeo (BCE) ha sorprendido hoy rebajando los tipos de interés del 0,5% al 0,25%, marcando un nuevo mínimo histórico. Y digo sorpresa por el timming, por el momento, porque la entidad ha reaccionado muy rápido a la bajada de la inflación de la zona euro, cuando la mayoría de las opiniones esperaba este movimiento en la reunión del mes de diciembre.

¿Por qué esta rápida reacción? básicamente por la baja inflación que en octubre se fijó en el 0,7% y por la fortaleza que presentaba el euro frente al resto de divisas, dañando a las exportaciones europeas.

Una consecuencia positiva será que el sector exportador de la eurozona saldrá fortalecido. La segunda, y que está aún por ver, es que comience a llegar el crédito a las pymes y a las familias.

Mario Draghi comentó que no ve deflación en la eurozona, pero que sí espera un largo periplo con una inflación baja. Es más, que no se descarta una nueva rebaja en los tipos de interés. Tengan en cuenta que una inflación muy baja dificulta la efectividad de las políticas monetarias.

La entidad mantiene el mensaje que ya sabemos: la política monetaria seguirá siendo expansiva durante el tiempo que sea necesario y se aplicarán las medidas que sean necesarias. ¿Ejemplo? Una nueva edición del LTRO e incluso tipos negativos para los depósitos.

En lo referente a las entidades bancarias, el BCE seguirá dando a los bancos toda la liquidez necesaria hasta julio del 2015 a una tasa de interés fija.

Las reacciones en los mercados bursátiles no se han hecho esperar: subidas fuertes en la renta variable y bajada fuerte del euro frente al resto de divisas.

¿Y por qué una bajada de tipos favorece a la renta variable y perjudica a la divisa del país en cuestión?

– Renta variable: si los tipos de interés son bajos no interesan los activos cuyo retorno son bajos, con lo que se produce un flujo de capital de los activos de renta fija a los de renta variable. Por tanto, si los tipos bajan y se paga menos por la renta fija, la bolsa gana atractivo.

Unos tipos bajos es favorable para mejorar la financiación de las empresas. Los bancos salen muy favorecidos, con la bajada del precio del dinero obtienen liquidez mucho más barata.

– Divisas: imaginemos que hablamos del Eur/Usd y el BCE tiene los tipos en el 2% y la FED en el 0,5% (es solo un ejemplo). Ahora resulta que la FED sube los tipos un cuarto de punto (0,25%), pasando sus tipos del 0,5% al 0,75%. Esto sería bueno para el dólar y malo para el euro, con lo que el Eur/Usd bajaría.

¿Por qué es malo para el euro y bueno para el dólar esa subida de tipos de interés? Pues porque un incremento del tipo de interés hace que su divisa sea más atractiva porque ofrece mayores ventajas y beneficios que otra divisa con menores tipos de interés. Es por ello que siguiendo con el ejemplo que les he puesto, se produciría un flujo de capital del euro al dólar, los inversores venderían euros para comprar dólares y aprovechar las ventajas de tener una divisa con tipos de interés más elevado.

También hay otro motivo para explicar por qué una subida de tipos de interés fortalece la divisa del país en cuestión. Por ejemplo siguiendo con el ejemplo de antes del dólar… los tipos de interés influyen en el rendimiento de los bonos del Tesoro de Estados Unidos, y claro, dichos bonos sólo se pueden comprar en dólares. Por tanto, si los tipos de interés en Estados Unidos suben, los inversores interesados en comprar dichos bonos se incrementarán y como necesitan dólares para poder adquirirlos, aumentará la demanda de dólares y con ello subirá el precio del dólar fortaleciéndose frente al resto de divisas.

Foto cortesía de Free Photo Bank

Mis servicios

Dirigidos a toda persona interesada en los mercados financieros, tanto los que quieren empezar poco a poco y aprender, como los que llevan ya tiempo invirtiendo. Todo ello explicado de manera sencilla y amena, con el objetivo de que toda persona lo entienda independientemente de sus conocimientos o experiencia.