Ismael De La Cruz

Divisas para 2013

DIVISAS PARA EL 2013

El dólar norteamericano se mantiene débil porque los inversores siguen confiando en que demócratas y republicanos alcanzarán un acuerdo para evitar el abismo fiscal, ya que en caso contrario el carácter de refugio del dólar se impondría y tendríamos un flujo de capital hacia el billete verde, apreciándose frente al euro.

Así pues, la idea es que si hay abismo fiscal podría subir el dólar, y se resuelve podría depreciarse.

El yen japonés tiene todas las papeletas (y estas son más fáciles de que toquen, no como las de la lotería de Navidad) para seguir débil y depreciándose frente al euro y al yen. El vencedor de las elecciones en Japón sigue reiterándose en que adoptará e implementará las medidas monetarias expansionistas que sean necesarias para depreciar el yen y favorecer el sector exportador del país.

También ha confirmado que si la comisión de política monetaria no decide en su próxima reunión del 21 y 22 de enero subir el objetivo de la inflación al 2% (en la actualidad situado en el 1%), el Gobierno revisará la ley.

La libra podría sufrir aún. La economía británica podría entrar en recesión. Dos trimestres consecutivos de crecimiento negativo podrían llevar a la economía británica de nuevo a la recesión. Además, es probable que caiga en el cuarto trimestre del año.

Por tanto, las malas previsiones de la economía británica podría terminar afectando a su divisa, la libra.

El franco suizo, por el momento, lo descarto como principal estrategia en materia de divisa. Es cierto que su carácter refugio siempre suele actuar muy bien como tal, pero tengan en cuenta que la economía de la zona euro podría comenzar a salir del agujero negro a lo largo del año 2013.

Es por este motivo que se observa un descenso en la aversión por los activos de riesgo (la renta variable), de manera que de confirmarse en el 2013 las presuntas mejoras en la eurozona, el flujo de capital comenzaría a trasladarse de los activos refugio (como es el caso del franco suizo) hacia otros activos de mayor riesgo.

A primeros de año, en enero, les comenté y les expliqué cuáles eran mis dos divisas preferidas para el año 2012.

Por un lado les dije el Cad (dólar canadiense), ya que no ha estado muy expuesta a la actual coyuntura económica reinante y su economía está resistiendo mejor que la de otros países. El hecho de que haya una política de mayor expansión monetaria en las economías considero que ayudará al Cad a seguir como divisa más fuerte que el resto.

Por otro lado, mi otra divisa favorita que les comenté era el Aud (dólar australiano), ya que un hecho que considero que puede seguir fortaleciendo al Aud en el 2012 es que Rusia quiere diversificar una parte de sus reservas internacionales en dólares australianos.

Así es, ambas divisas se han comportado bastante bien a lo largo del presente ejercicio 2012.

La pregunta es obligada… ¿qué divisas son mis preferidas para el año 2013?

El primer apunte es que mantengo el dólar australiano (Aud) y el dólar canadiense (Cad). Sus economías siguen ajenas a la coyuntura económica de la zona euro y la economía de China les va a favorecer sustancialmente.

El segundo apunte es que si se tuerce el escenario económico de la zona euro o de Estados Unidos y regresa la aversión por el riesgo, me decantaría sin duda por el franco suizo y las coronas de Suecia y de Noruega.

Tags:

No hay comentarios

Puede comentar el artículo si lo desea