Ismael De La Cruz

Dos ratios

A la hora de invertir en acciones a medio o largo plazo (no a corto plazo), además del análisis técnico hay que fijarse en dos ratios importantes.

– Por un lado el PER: es la cotización entre el beneficio por acción. Mide el número de veces que beneficio está contenido en el precio de la acción.
Cuanto más elevado es el resultado de la división, más caro está el precio de la acción.

Este ratio es muy útil si se compara con el PER del resto de acciones pertenecientes aun mismo sector de actividad.
De esta manera, dentro de un mismo sector, se puede comprobar qué valores están más caros o más baratos.

Pero ojo, se puede tener un PER alto no por estar cara la acción, sino porque en el precio de dicha acción están las previsiones de crecimiento más elevadas.
Por este motivo, el PER de las tecnológicas y las de energía renovables es más elevado.

– El otro ratio es el EBITDA: sobre todo la relación del EBITDA (beneficio bruto de explotación) con el endeudamiento.
De esta forma, mide en cuantas veces supera la deuda al beneficio.

No hay comentarios

Puede comentar el artículo si lo desea