Ismael De La Cruz

Curvas pero no para volcar

La semana ha tenido varias cosas interesantes, de manera que paso a resumirles algunas de ellas, porque conviene saber en todo momento dónde nos encontramos.

Mercados y cosas a tener en cuenta

En Europa las Bolsas han tenido un comportamiento dispar. El Ibex 35 se vio abocado el viernes al color rojo por las caídas de Inditex e IAG, en una sesión en la que se movieron 1.822 millones frente a la media diaria del mes de 2.412 millones de euros. Todavía no ha terminado el mes, pero ya pierde el selectivo español un -6% (un -2,2% en lo que va de año) y de no remediarse la situación sería el peor mes desde junio del 2016.

Sí, Inditex e IAG lastraron al Ibex. La textil gallega cae un -6,8% en la semana porque el mercado descuenta menores márgenes y problemas con el stock, y encima JP Morgan le reduce el precio objetivo un -6,5%. La aerolínea cayó un -5,19% el viernes tras presentar resultados por debajo de lo esperado por el mercado.

El resto de mercados europeos los tenemos de todos los colores. Desde el Dax alemán que se deja un -3,36% en el año y el FTSE británico con -5,77%, pasando por el Cac francés que ni gana ni pierde, y llegando al Mib italiano que sube un +3,75%

El índice S&P 500 superó su precio promedio durante los últimos 50 días y borró las pérdidas de la semana en la sesión de la tarde. El bono estadounidense a 10 años llegó a marcar un nuevo máximo en el año y llegó al 2,94%.

Históricamente, los mercados han sido fuertes durante los primeros 18-24 meses tras subidas de tipos de interés siempre y cuando la inflación esté bajo control.

El bono a 10 años de USA alcanzó un máximo de cuatro años en el 2,9537% el pasado miércoles después de que la Reserva Federal publicara las minutas. Los rendimientos de los bonos han aumentado tan rápido en lo que va del año que en Wall Street ya están revisando sus proyecciones para el año. Bank of America elevó la semana pasada su previsión al 3,25%, desde el 2,9%. Goldman Sachs se mueve en el 3,25-3,50%. La venta masiva de bonos comenzó en septiembre y aumentó en enero, pero dos gallitos del corral piensan de manera muy diferente: Morgan Stanley opina que el efecto ventas ya está terminando, mientras que Goldman Sachs piensa todo lo contrario.

Desde Wall Street se apunta que los inversores sienten cada vez más la necesidad de protegerse contra un resultado negativo del euro tras las elecciones italianas del 4 de marzo y el resultado ese mismo día del referéndum del SPD en Alemania. Sin embargo, convendría tener cuidado y no dejarse guiar por cosas así, más que nada porque la semana anterior a la primera ronda de las elecciones francesas de abril de 2017, el euro ganó terreno.

A raíz de todos los vaivenes que hemos tenido las últimas semanas, muchos inversores vuelven a mirar al tema del dividendo. Y será o no casualidad, pero desde Wall Street se hacían eco muchos medios de la existencia del índice S&P Dividend Aristocrats Total Return que se compone de 50 compañías del S&P 500 que han incrementado sus dividendos todos los años durante más de dos décadas. Fíjense que en los últimos 10 años ha logrado una rentabilidad media anual de +12,42% frente al +9,58% del S&P 500 Total Return.

Y si quieren compañías europeas con una rentabilidad por dividendo mayor del 5%, también hay donde elegir, como por ejemplo las españolas Endesa, Enagás, REE, BME y las europeas Axa, Allianz, total.

FED y BCE

Las minutas de la reunión del 30 al 31 de enero de la Fed mostraron que varios miembros habían mejorado sus perspectivas de crecimiento para este año, sin embargo, no tienen nada claro que los recortes de impuestos puedan seguir ayudando a la economía sin provocar subidas en los precios. Es precisamente en esta cuestión donde no coinciden con la administración de Trump, la cual espera un repunte en el crecimiento sin un aumento significativo de la inflación.

Se pronunció el presidente del Banco de la Reserva Federal de San Francisco, John Williams, y se mostró partidario de ver este año tres o cuatro aumentos de las tasas de interés. Pero cuando se le preguntó si el primer movimiento sería en el mes de marzo no dijo nada, tan sólo que las subidas deberían llevarse a cabo relativamente pronto, que  la inflación fue del 1,7% en los 12 meses hasta diciembre y ha estado por debajo del objetivo del 2% durante la mayor parte de los últimos seis años. Vamos, que leyendo entre líneas su opinión es que marzo debería de suponer un punto de inflexión.

El BCE reiteró su mensaje de que es pronto para cambiar el tono del discurso y que mantendrá los tipos incluso cuando finalice el programa de compras de activos, y es que la entidad no quiere precipitarse, y eso que reconoce públicamente que la inflación seguirá creciendo. Claro, todo este tema le ha dado munición a Alemania para volver a presionar al BCE de cara a que retire los estímulos, puesto que le preocupa que estas políticas tan laxas puedan terminar por crear demasiada inflación.

Macro

En Europa hemos tenido los PMIs del mes de febrero, donde ha habido una desilusión en el caso de Francia, Alemania y en la eurozona en general, aunque se mantienen en niveles atractivos. En cambio, la confianza del consumidor de la zona euro se rebajaba ligeramente. Respecto a los IPCs no tuvimos sorpresas ni positivas ni negativas.

En Estados Unidos, en cambio, los PMIs sí salían mejor de lo esperado.

Quiere saber qué es lo que podemos hacer por usted? 4 pilares básicos imprescindibles para todo inversor serio que se precie, pinche aquí para verlo.

Suscríbase al blog (es gratis) y recibirá cada semana en su correo un newsletter con mi editorial, además de los artículos publicados en el blog en tiempo real.