Les voy a explicar un ratio interesante que acaba de dar una lectura importante, es más, a lo largo de la historia sólo en dos ocasiones había alcanzado estos niveles.

La mayoría de los inversores han escuchado hablar del ratio PER y seguramente saben lo que es, y si no pues lo resumo a continuación. El  PER (Price to Earnings Ratio) es un ratio muy utilizado en el análisis fundamental para valorar compañías cotizadas.

La idea es utilizar el PER para saber si estamos pagando mucho por un activo en función de los beneficios que produce. Se basa en dividir el precio de cotización de una compañía por su BPA (que es el beneficio por acción) y el número resultante refleja cuántas veces el beneficio está incluido en el precio. Por ejemplo, si tenemos un PER entre 0 y 10 diríamos que es bajo e implicaría que la compañía está infravalorada. Si la cifra fuese entre 10 y 17 sería algo más «normal», si es entre 17 y 25 significa que la compañía está sobrevalorada y finalmente un PER que supere 25 supondrá cierta burbuja especulativa.

Por supuesto para que el análisis del PER resulte más completo y útil es recomendable compararlo entre compañías que pertenezcan a un mismo sector, porque no tiene ningún sentido por ejemplo comparar el PER entre un banco y una petrolera.

Pues bien, Robert Shiller, premio Nobel de economía, creó una variante del PER llamada Cyclically Adjusted Price to Earnings Ratio (CAPE Ratio), en España se le conoce como PER ajustado, que consiste en ajustarlo a la media de los beneficios de los últimos 10 años y también se ajusta con la inflación, reflejando un dato más realista. De esta manera, se podría decir que su ratio es la relación entre el precio y los beneficios ajustados cíclicamente.

Pues bien, les comento todo ésto porque el ratio PER Shiller superó hace poquitos días la zona de 39,1 lo que quiere decir que las valoraciones de las acciones en Estados Unidos son muy elevadas. Para ponerlo en perspectiva, basta decir que desde el año 1871 solamente hemos tenido este ratio por encima de 39 en septiembre de 1929 y en marzo de 1998, aparte de este mes de febrero.

En el siguiente gráfico pueden ver la evolución del PER ajustado o PER de Shiller.

Imagen

Y en aquellas ocasiones ¿cómo reaccionó el mercado?

– En 1929 el ratio se encontraba por encima de 39 y nunca había sucedido hasta entonces. Ese mes el S&P500 había marcado máximos históricos y desde ese momento se hundió un -87%, formando un suelo en el verano de 1932

– En 1998 el ratio también se alzó por encima de 39, siendo la segunda vez histórica que sucedía, el S&P500 subió un +44,5% hasta fijar nuevos máximos históricos en el primer trimestre del año 2000 y desde ese momento se hundió un -50%.

Suscríbase (es gratuito) y así recibirá cómodamente y en tiempo real en su correo los artículos que se vayan escribiendo. Pinche aquí para suscribirse

Mis servicios

Dirigidos a toda persona interesada en los mercados financieros, tanto los que quieren empezar poco a poco y aprender, como los que llevan ya tiempo invirtiendo. Todo ello explicado de manera sencilla y amena, con el objetivo de que toda persona lo entienda independientemente de sus conocimientos o experiencia.