Ismael De La Cruz

Cuaderno Financiero (8 julio 2018)

Vamos a ver qué perspectivas presenta para la segunda mitad del año dos mercados claves para los inversores: por un lado el Dax alemán, por otro lado el petróleo.

¿Buenas perspectivas para el Dax?

Todos sabemos que hay hechos que de producirse tienen un mayor efecto y repercusión para unos que para otros. Vamos a ver un elemento que es crucial por su incidencia general para toda Europa y particular para Alemania (que siendo el motor europeo ya supone un temor para todos).

Es cierto que la amenaza de Trump de imponer aranceles a los coches europeos es un duro golpe para Alemania. Pero incluso con ésto, con la incertidumbre en la política italiana y los problemas del Gobierno germano, el Dax tiene aún margen para tener una reacción y un mejor comportamiento en esta segunda mitad del año.

¿ Pero por qué?

  • Todo ello se ha ido descontando paulatinamente, de ahí las caídas sufridas.
  • El anuncio del Banco Central Europeo de que no subirán los tipos de interés antes del verano del 2019 asegura que la entidad mantendrá la política monetaria expansiva.

De todas maneras, habrá que seguir muy de cerca el tema de los aranceles al sector automovilístico europeo, ya que no hay nada aún oficial y afectaría de lleno a los fabricantes de componentes, sin olvidar a compañías como Daimler y BMW.

Pero si todo acaba en buen puerto, tal y como hace unos días se rumoreaba en Wall Street, el Dax alemán podría empezar a tomar oxígeno en la segunda parte del año y alcanzar los 13.200-13.500 puntos.

El petróleo e Irán

El ministro iraní de Petróleo comenta que no ha habido ningún giro o cambio relevante en la producción y exportación del petróleo del país pese a las continuas amenazas de Estados Unidos para frenar las ventas del crudo iraní. Y es que por lo visto Irán ya tenía pensado un plan alternativo para compensar las amenazas de Trump. Es un tema delicado porque las sanciones norteamericanas entran en vigor el próximo mes de noviembre y Trump no para de repetir que castigará a todas aquellas empresas que desde ese momento sigan haciendo negocios con Irán, sin excepción alguna (algunas empresas, como la petrolera Total, ya han dicho que no seguirán haciendo acuerdos con Irán). Es más, Trump pidió a Arabia Saudí aumentar su producción en 2 millones de barriles diarios para compensar la falta de suministro de Irán y evitar una subida de los precios, recibiendo una respuesta positiva.

El precio del petróleo ha subido más de un +70% en los últimos 12 meses (desde los 45 dólares por barril de Brent de junio de 2017 hasta cerca de los 80 dólares en mayo de 2018), por lo que después de tres años de precios bajos, el crudo ha vuelto a niveles no vistos desde finales de 2014.

Pero pese al acuerdo que alcanzaron los miembros de la OPEP el pasado 22 de junio para aumentar la producción para hacer frente a la escasez por los problemas de suministro de Venezuela y las sanciones a Irán, el barril de Brent ha subido un +6% mientras que el West Texas lo ha hecho casi el doble. Claro, hay que decirlo todo: solo unos miembros de la OPEP (Arabia Saudí, Kuwait, Emiratos Árabes Unidos) y Rusia pueden incrementar la producción, por lo que todo es una tomadura de pelo.

Y es que la fortaleza de la demanda lo explica todo. El consumo aumentó un +14% desde 2009 hasta los 97 millones de barriles diarios el año pasado y se espera que la demanda alcance los 100 millones de barriles diarios el próximo año.

Morgan Stanley espera que los precios del Brent suban a 85 dólares el barril en la segunda mitad de este año.

Si observan el gráfico, la tendencia principal es alcista, encontrándose el precio dentro del rango de un canal ascendente. Si el precio cayese un poco, en la zona de los 64,20-64,25 dólares seguramente habría inversores que entrarían y podríamos tener un rebote al alza.

Reciba cómodamente en su correo el Boletín Bursátil diario con contenido exclusivo y la mejor información: qué sucede, cómo afecta a los mercados, cómo aprovecharlo, ideas operativas. Pinche aquí para más información

A %d blogueros les gusta esto: