Ismael De La Cruz

Cuaderno financiero (6 junio 2018)

El esperpento de Italia continúa, un dato según el cual podríamos tener un verano tranquilo en las Bolsas, ejemplos de quienes lograron sacar mucho rédito en los mercados en mayo, la cruzada de la lira turca. Éstos son los temas a tratar hoy.

El esperpento de Italia continúa

Nadie duda de que un Gobierno euroescéptico en Italia lastra la promesa de hacer “lo que sea necesario” para respaldar la divisa comunitaria”. Los mercados lo saben y es por ello que las turbulencias políticas y las declaraciones acerca de que Italia abandone el euro provocaron un aumento en los rendimientos de los bonos del país. Hemos entrado en una pequeña calma, pero seguramente la confianza en Italia haya quedado irremediablemente tocada, y todos sabemos lo que implica todo ello. Algunos reclaman al Banco Central Europeo que reaccione y tome cartas en el asunto, pero no pueden hacer demasiadas cosas, en todo caso prorrogar el programa QE de compra de activos, tanto cuantitativamente como cualitativamente, es decir, seguir comprando más activos durante más tiempo (recordemos que en septiembre podían terminar con el QE, a más tardar a finales de este año).

El sentimiento de los inversores refleja nítidamente que todo lo que está sucediendo en Italia podría soterrar el crecimiento económico de la eurozona. Como prueba tenemos que las expectativas para la economía de la zona euro cayeron al nivel más bajo desde agosto del 2012. Es más, las expectativas para Alemania, la economía más grande de la zona euro, también cayeron al nivel más bajo desde agosto del 2012.

¿Pero de verdad la sociedad italiana quiere salir del euro? No, la mayoría no, lo que sí es cierto es que no es de las sociedades más empáticas con la UE. Miren, una encuesta de Ipsos para el Corriere della Sera publicada esta semana muestra que la proporción de italianos que votarían para salir del euro en un referéndum cayó al 29% desde el 33% de febrero del 2017. En el siguiente gráfico pueden ver la comparativa de dos encuestas de mayo de este año y las dos de febrero del pasado año. En azul los indecisos, en rojo los que quieren quedarse, en negro los que quieren irse.

The Wall Street Journal

UBS Wealth Management dio el otro día un argumento más para explicar por qué están seguros de que los italianos no querrán abandonar el proyecto comunitario: las familias italianas tienen 9,6 billones de euros de activos y la mayor parte de la deuda de 2,3 billones de euros de Italia, por lo que van a preferir tener sus activos en euros en lugar de en una nueva lira.

Pero una cosa es que llevemos unos días de calma tensa y otra muy diferente que ésto esté finiquitado. Buena prueba de ello es que los fondos europeos llevan ya 12 semanas consecutiva viendo salir dinero (25.600 millones de euros).

¿Y ahora qué? El primer ministro italiano, Giuseppe Conte, ha logrado el respaldo del Senado, pero con su discurso los intereses de la deuda volvieron a subir. ¿Por qué? Pues porque comentó que quiere implementar una renta mínima para los ciudadanos más pobres, endurecer las políticas contra la inmigración, etc. Al menos no hizo ninguna referencia acerca de salir del euro.

Fíjense que lo que verdaderamente tiene en vilo a los inversores son las medidas económicas planteadas por el nuevo ejecutivo, ya que podrían disparar la deuda y el déficit. De hecho hay estudios que dictaminan que las medidas podrían llegar a 126.000 millones de euros. Claro, si tenemos en cuenta que Italia es el segundo país de la zona euro más endeudado con un 130% del PIB (por detrás únicamente de Grecia), no hay mucho más que decir al respecto.

¿Un verano tranquilo en las Bolsas?

Puede parecer una tontería pero los datos están ahí y son indiscutibles. Me estoy refiriendo a que el Mundial de fútbol de este verano que comienza a mediados de junio hasta entrado julio, podría traer algo de calma a los mercados. Allianz Global Investors realizó un estudio en el que se observa que con un Mundial la volatilidad tiende a caer bastante (cuatro de los últimos 5 Mundiales así lo muestran).

Bloomberg

Las caídas fueron mayores cuando el Mundial se celebró en Europa y la volatilidad aumentó en el año 2002 cuando tuvo lugar en Asia.

A río revuelto, ganancia de pescadores

El fondo de inversión de Alan Howard, AH Master Fund, que comenzó en el 2017, ha ganado en mayo un 36%. Las ganancias se produjeron cuando el tema italiano provocó una ola de ventas en los mercados.

Por otro lado, el fondo de Brevan Howard también está ganando dinero. El fondo ganó 7,6% en mayo, su mejor rendimiento mensual desde el 2008 y el rendimiento este año es del 8,9%.

La cruzada de la lira turca

La lira turca podría estar bajo presión a medida que el aumento de los precios al consumidor se aceleró en mayo (12,15%). Esto quiere decir que Turquía está preparada para subir otra vez los tipos de interés si inflación se acelera. La lira se ha depreciado un 18% frente al dólar en lo que va de año y el Banco Central del país se reunirá mañana jueves para decidir qué hacen tras subir las tasas 300 puntos básicos hace poco.

El pensamiento que podemos extraer es que si la entidad no sube los tipos de interés perdería credibilidad en cuanto a su independencia (Erdogan no quiere saber nada de subir tipos), pero es que la inflación está fuera de control y es necesario actuar, ello verán lo que hacen o dejan de hacer.

Reciba cómodamente en su correo el Boletín Bursátil diario con contenido exclusivo y la mejor información: qué sucede, cómo afecta a los mercados, cómo aprovecharlo, ideas operativas. Pinche aquí para más información

Tags: , , , , , , ,

A %d blogueros les gusta esto: