Ismael De La Cruz

Cuaderno financiero (31 julio 2018)

Dos temas a tratar: adentrándonos en las entrañas del petróleo y estudio de qué acciones se comportan mejor en los meses de verano y qué meses son negativos para las Bolsas.

Acciones que mejor suelen comportarse en verano y los meses de los índices

Un estudio estadístico sobre el Dow Jones (elaborado hasta el 2010) indica que el índice norteamericano ha caído en el mes de septiembre una media del -1,09% en los últimos 50 años. La conclusión es que septiembre es su peor mes, seguido de junio, con -0,51% y febrero con -0,06%. En cambio, el mejor momento para invertir sería abril, con una rentabilidad media del 2,68% para el Ibex y el 1,94% para el Dow Jones.

En el siguiente gráfico pueden ver el porcentaje de compañías por sectores (S&P500) que están por encima de la media móvil de 50.

¿Y qué compañías españolas suelen comportarse mejor en los meses de verano? Si atendemos a lo sucedido desde el año 2013, generalmente son ArcelorMittal e Indra y luego les siguen Bankia, Bankinter, BBVA y Enagás. El caso es que las compañías con un ratio beta elevado salen beneficiadas, por lo que el hecho de que el volumen de negociación en las Bolsas durante los meses veraniegos caiga es un punto a su favor.

¿Y qué es eso de la beta? Es un ratio que se utiliza para medir la volatilidad que tienen las acciones de una compañía y también para compararla con el índice de referencia de dichas acciones (en España sería el Ibex 35). Este ratio es un número con decimales e interesa ver si es positivo o negativo y si es superior a 1 o inferior a 1.

* Un Beta positiva indica que el precio de la acción se mueve en la misma dirección que su índice de referencia.

* Un Beta negativo indica que el movimiento de la acción es contrario u opuesto al índice de referencia.

* Un Beta superior a 1 indica que la acción tiene mayor volatilidad que el índice. Ejemplo: si Beta es 1,8 significa que se mueve un 1,8% al alza cuando el índice sube un 1% y baja un 1,8% cuando el índice baja un 1%.

* Un Beta inferior a 1 indica que la acción tiene poca volatilidad y se mueve menos que su índice de referencia.

La regla es la siguiente: en mercados alcistas es preferible invertir en acciones con Beta positivo. En mercados bajistas es preferible invertir en acciones con Beta negativo.

Las entrañas en el petróleo

Los inversores alcistas en el petróleo se están aventurando a regresar al mercado. Los gestores de hedge funds están aumentando su posición neta de compras en el petróleo Brent en un 4,1% después de recortar sus posiciones de largos desde el pasado mes de abril.

Línea blanca: posiciones netas de compras

La actualidad que envuelve al sector del crudo no cesa. Los planes de Estados Unidos para volver a imponer sanciones a Irán pueden reducir drásticamente las exportaciones de petróleo del país, avivando la preocupación de que la OPEP no tenga suficiente capacidad adicional para satisfacer la creciente demanda. Y también persiste la preocupación de que no se pueda compensar las pérdidas de productores como Venezuela.

De momento, la novedad es que desde Irán reaccionaron escépticamente el martes ante los comentarios del presidente Trump (está dispuesto a negociar con su homólogo iraní) y fueron muy claros al respecto: si Trump quiere conversaciones, debe volver a unirse al acuerdo nuclear internacional del que se retiró unilateralmente este año.

Como consecuencia de todo ello, la moneda iraní ha estado en caída libre, alcanzando un nuevo mínimo el lunes frente al dólar y las preocupaciones están creciendo a medida que los iraníes han visto disminuir sus ahorros y su poder adquisitivo.

Así pues, la idea es que sería necesario el regreso de Estados Unidos al acuerdo nuclear antes de que Teherán pudiera pensar en negociar, más que nada porque consideran que no puede haber negociaciones con los estadounidenses planteando el tema de las conversaciones desde una posición de poder, tienen la mentalidad de que si esta negociación se llevase a cabo sería como una rendición y la nación iraní no se rendirá.

Goldman Sachs comenta que si bien las políticas de Estados Unidos pueden pesar sobre los precios del crudo en el corto plazo, podríamos ver los 80 dólares a finales de este año.

Si quieren saber cuáles son las características y las diferencias entre el petróleo Brent y el petróleo West Texas Intermediate, pueden verlo pinchando aquí

En este gráfico pueden observar que tradicionalmente el precio Brent y el precio WTI iban de la mano. Pero desde el año 2011 esto cambió. ¿El motivo? la sobreproducción de USA y que las infraestructuras no estaban preparadas para almacenar y distribuir tanto, por lo que bajó su cotización. Ese es el motivo por el que desde ese año el crudo Brent ha sido siempre más caro que el WTI (salvo en muy pocas ocasiones muy concretas, como por ejemplo en la recta final del 2015).

La realidad es que este mercado tuvo bastante movimiento. Desde el año 2014, tanto el Brent como el West Texas se movieron desde los máximos de 115 dólares (2014), hasta los mínimos de 27 dólares (2016).

* Suscríbase al blog (es gratuito) y recibirá en tiempo real en su correo los artículos que escriba. Pinche aquí para suscribirse

Reciba cómodamente en su correo el Boletín Bursátil diario con contenido exclusivo y la mejor información: qué sucede, cómo afecta a los mercados, cómo aprovecharlo, análisis. Pinche aquí para más información

A %d blogueros les gusta esto: