Ismael De La Cruz

Cuaderno financiero (27 junio 2018)

Las miradas puestas en el motor de la UE (Alemania), las repercusiones de la guerra comercial, el sector bancario, la magia de la MMS200 en el Dow Jones, los daños colaterales del petróleo. Mucho que comentar.

Todos mirando a Alemania

El crecimiento económico del sector privado de Alemania aumentó en junio gracias al incremento de la actividad de servicios. El índice compuesto de gerentes de compras subió a 54,2 desde un mínimo de 20 meses de 53.4 en mayo. De todas maneras, las fábricas empiezan a flojear, creciendo al ritmo más débil en un año y medio.

La confianza empresarial alemana cae a medida que los riesgos comerciales se intensifican. El indicador del instituto Ifo ha caído durante seis de los últimos siete meses, y la última caída se produce a medida que aumentan las tensiones entre los Estados Unidos, China y Europa. El índice está ahora en su nivel más bajo en un año, mientras que el componente de expectativas está en el nivel más bajo en más de dos años.

Además, también existe el riesgo de agitación política en Alemania, donde la canciller Angela Merkel se enfrenta a un motín por parte de sus socios de la coalición sobre la inmigración.

La temida guerra comercial

Parece poco serio que tengamos que estar cada día atentos a una nueva amenaza de Trump vía Twitter y ver qué respuesta-amenaza le lanza China o la UE.  Las preocupaciones cada vez son mayores y se dejan notar en mercados, como por ejemplo el dólar australiano está en el fuego cruzado dada su gran exposición a la economía china. El sentimiento negativo derivado del aumento de las tensiones comerciales se ha reflejado en el posicionamiento del mercado con los últimos datos especulativos de la CFTC mostrando que los inversores en el dólar australiano se encuentran en niveles de diciembre de 2015.

Y es que Trump abrió un nuevo frente el pasado viernes en la guerra comercial al amenazar con un arancel a la importación de vehículos europeos. De materializarse, el impacto sobre el PIB de la zona euro con una tasa al automóvil del 25% sería del 0,3% según cálculos de Bank of America Merrill Lynch, que solo podría compensarse con una apreciación del dólar del 7,5%.

¿Y cómo nos está repercutiendo todo el tema del proteccionismo de Trump? Ahora mismo están gravando las exportaciones de acero y aluminio de España, con un impacto para la industria española de 7.700 millones de euros. Pero no son los únicos aranceles que está aplicando. Tenemos el de la aceituna negra, el atún en aceite de oliva (arancel del 35%), las conservas de albaricoque (aranceles 10%-30%), piezas de automóvil (arancel del 13%), alcachofas (arancel del 11%). Pero el sector más lastrado es el cerámico, con 175 millones de exportaciones.

De todas maneras, la volatilidad de los mercados sigue normal, y esto es de agradecer a la madurez y coherencia de los inversores. El índice Vix sobre el S&P y el VDAX sobre el Dax alemán marcaron mínimos anuales a principios de junio y se mantienen por debajo de 20, que siempre es importante. Es más, se observa que las posiciones de cortos (ventas) en el Vix aumentan, lo que quiere decir que los inversores confían en que la volatilidad caiga aún más. Eso está bien, pero cuidadito que en febrero hicieron esto mismo y ni les cuento la sangre que se derramó, hubo pérdidas muy cuantiosas.

Además, el Nasdaq y el Russell 2000 (pequeñas-medianas empresas) marcaron recientemente máximos históricos. Conclusión, los inversores no se creen a Trump, saben que todo es una pose, un fantoche si me lo permiten.

Sector bancario europeo

Observen en este gráfico la comparativa entre el índice bancario europeo y la Bolsa europea

La magia está presente

El Dow Jones y su mágica media móvil de 200 días. sobran los comentarios…

S&P500 frente Shanghai Composite

La prueba gráfica de la diferencia de fuerza entre USA y China…

La moneda china ha caído un 3% en las últimas dos semanas, ya que los datos económicos débiles, la caída del mercado bursátil y el aumento de las tensiones comerciales amortiguaron las perspectivas. Incluso algunos, como DBS Hong Kong dijo que no le sorprendería que el Banco Popular de China interviniera si crecieran las apuestas especulativas contra el yuan.

Mercados fuertes toreando los problemas

Sí, hay mercados que están evitando muy bien el trauma de la guerra comercial: las empresas de pequeña capitalización de USA.

Los daños colaterales del petróleo

A España le perjudica una subida del petróleo al ser un país básicamente importador. En cambio, favorecería a las petroleras que tendrían mejoras en sus márgenes de refino. Las aerolíneas se verían lastradas ya que se incrementarían sus costes, aunque también es cierto que las compañías suelen cubrirse las espaldas antes, principalmente en el mercado de futuros las reservas necesarias para llevar a cabo su actividad a unos precios menores al de la cotización.

USA estaría presionando a sus aliados para que dejen de importar petróleo iraní. Las sanciones comerciales contra Irán tendrían un impacto positivo sobre el precio, ya que limitaría la oferta a nivel mundial.

Reciba cómodamente en su correo el Boletín Bursátil diario con contenido exclusivo y la mejor información: qué sucede, cómo afecta a los mercados, cómo aprovecharlo, ideas operativas. Pinche aquí para más información

A %d blogueros les gusta esto: