Ismael De La Cruz

Cuaderno Financiero (24 mayo 2018)

Hay ocasiones en las que es imposible escribir un artículo sobre un único tema debido a que la actualidad nos trae muchas cosas. Es por ello que bajo el epígrafe de Cuaderno Financiero habrá artículos que traten varias cuestiones. Éste será el primero.

Por qué Italia preocupa bastante

Sigue preocupando a los inversores lo que se está cociendo en Italia. Muy significativa es la frase que apareció en varios medios de comunicación estadounidenses: “un grupo de populistas italianos amenaza el despilfarro fiscal con escaso respeto por las reglas de la Unión Europea”.

Y es que el gobierno de coalición de Italia amenaza con aumentar el gasto desafiando las restricciones presupuestarias de la UE. Evidentemente, para cualquiera con una perspectiva de medio a largo plazo, Italia es preocupante.

Todo esto nos lleva a los mini BoT, seguro que lo han escuchado en los últimos días, una “idea” que se saca de la manga Italia. Que nadie se equivoque por mucho que se pueda leer en otros lugares, no son una moneda paralela (aunque podría ser un plan para hacer circular una moneda paralela de forma encubierta). El programa de gobierno de los partidos anti-sistema de Italia incluye la emisión de estos bonos del gobierno a corto plazo para pagar a las empresas a las que el Estado debe dinero, así como liquidar las deudas tributarias y también pagar las pensiones.

La verdad es que los temores en la UE son claros:

  • Que constituya la emisión de una moneda paralela.
  • Italia podría intentar eludir el gasto público de la UE y las restricciones de endeudamiento.

No olvidemos lo que de verdad importa: la deuda de Italia es la más alta de la zona euro después de la de Grecia, 132% del Producto Interior Bruto. El veredicto del mercado es que el coste de asegurar la deuda del país saltó a un máximo de siete meses (superando la prima de riesgo de la deuda rusa, eso ya lo dice todo).

Trump vuelve a las andadas

El presidente Trump ha ordenado iniciar una investigación para analizar si impone aranceles a la importación de automóviles y sus piezas (incluidos los camiones). En principio, el objetivo sería imponer aranceles del 25% a los coches importados. Como dato a tener en cuenta tenemos que los mayores exportadores de coches a USA son México, Canadá, Japón, Alemania y Corea del Sur.

¿Y por qué esta decisión? No debiera de ser una sorpresa, Trump está cumpliendo todas sus propuestas estrella que iban en su programa electoral (reforma fiscal, reforma sanitaria, acuerdo NAFTA, proteccionismo y aranceles, abandono del acuerdo nuclear con Irán) y éste asunto no iba a ser una excepción, de hecho, durante su campaña electoral hizo gala de la defensa a ultranza de la industria del motor, una promesa que le permitió ganar en Michigan (donde se concentran la mayor parte de las automovilísticas).

Pero este no es el único frente que tiene abierto Trump. Además, ha tensado la situación con China al asegurar que las conversaciones deben tener una estructura diferente. Y por si fuera poco, ahora Corea del Norte empieza a “arrepentirse” de querer reunirse para llegar a acuerdos, tildando al gobierno de Trump de estar haciendo “estupideces”.

Banco de Turquía “desafía” a Erdogan

La lira se desplomó más del 6% frente al yen ayer, marcando mínimos históricos (no olvidemos que también marcó recientemente mínimos históricos frente al euro y frente al dólar). Además, las posiciones netas de compra de la lira frente al yen cayeron con fuerza (la mayor caída en un solo día desde mayo de 2015) y la volatilidad implícita en este mercado es del 32% (12% a comienzos de año).

Claro, con este panorama, se imponía la necesidad de hacer algo, concretamente el Banco Central de Turquía aconsejaba subir los tipos de interés, pero Erdogan se oponía, siempre se ha mostrado partidario de tener tipos bajos, está en contra de los inversores que exigen mayores rendimientos para financiar una economía acosada por la inflación y encima osaba soltar la falacia de que el problema de la divisa turca obedecía básicamente a que estaba sufriendo un ataque de volatilidad temporal (y se quedaba tan tranquilo este hombre). Habría que explicarle que caer un 6% en un sólo día y un 20% en lo que llevamos de año (5 meses) no se puede definir como volatilidad temporal, pero bueno.

Pese a que no se confiaba mucho en que el Banco Central gozase de independencia, finalmente hizo acto de personalidad y subió hoy los tipos de interés en 300 puntos básicos hasta el 16,5%, y eso que Erdogan fue inflexible hasta el último momento, no dio su brazo a torcer fácilmente. La entidad era consciente de que era una pena que la economía turca, tras crecer más rápido el pasado año que China, fuese ahora abandona a su suerte y colapsase.

Alemania flaquea y Europa mira de reojo

El motor de la Unión Europea ve dos amenazas en ciernes. La primera es que las exportaciones germanas se enfrían (las ventas en el extranjero cayeron un 1%, la mayor cantidad desde el año 2012). Es cierto que esta caída en las exportaciones podría ser una primera señal de que la apreciación del euro ha comenzado a dejar su marca, pero el fuerte consumo privado, el repunte de las inversiones todavía son baluartes para mantener buenas perspectivas de crecimiento en Alemania.

La segunda es más seria y está relacionada con lo que les comenté antes de que Trump querría impone aranceles a la importación de automóviles y sus piezas (incluidos los camiones), aranceles del 25% a los coches importados.

La reacción en el sector automóvil europeo no se hizo esperar (caía un 1,4% esta mañana) con BMW y Porsche cayendo un 2,6%, Daimler un 2,3% y Volkswagen un 1,6% . En Japón, Toyota y Honda se dejaban un 2,8% y un 3,1% respectivamente. El caso es que de confirmarse la amenaza de Trump, los fabricantes de automóviles alemanes serían los más afectados en Europa, con BMW, Daimler y Volkswagen entre las compañías más expuestas.

Evidentemente, es un tema preocupante para Europa, que además hay que añadirle que la economía de la zona del euro también sufrió una desaceleración en el primer trimestre con el dato del PMI, aunque desde el Banco Central Europeo apuntan que se trata de una debilidad temporal.

De todas maneras, la entidad sí reconoce que la asunción de riesgos en la mayoría de los mercados financieros se ha intensificado y que un deterioro del crecimiento o una pérdida de la posición fiscal en los países altamente endeudados puede impactar en la situación fiscal y, por extensión, en el sentimiento del mercado hacia algunos emisores de deuda soberana.

Reciba cómodamente en su correo el Boletín Bursátil diario con contenido exclusivo y la mejor información: qué sucede, cómo afecta a los mercados, cómo aprovecharlo, ideas operativas. Pinche aquí para ver un ejemplo

Tags: , , , , , , , ,